Conoce la historia de Miguel Lumbre, el paciente más longevo en recibir un trasplante en el Hospital Rebagliati. | Fuente: RPP - EsSalud

Donar órganos o tejidos es un acto que puede cambiar la vida a otras personas. Esto lo sabe Miguel Lumbre Chirre de 68 años, quien empezó a notar algunos cambios en su cuerpo, sin tener alguna respuesta certera a lo que le sucedía.

“Cada vez me cansaba más, hablaba más lento, sentía menos vitalidad y más sueño”, exclama al recordar aquellos momentos duros.

Preocupado por los síntomas, se sometió a una ecografía y luego supo  que tenía cirrosis hepática y un tumor maligno en el hígado. Un trasplante era la única alternativa que tenía para seguir viviendo .

Luego de un año de espera, don Miguel recibió una llamada por la noche donde le confirmaban que habían encontrado un donante de hígado y poco después un equipo multidisciplinario del Servicio de Hígado del Hospital Rebagliati realizó la operación que duró más de doce horas. En ella, participaron médicos cirujanos, gastroenterólogos, enfermeras, entre otros profesionales.

El equipo médico de EsSalud tenía que actuar de manera rápida y segura porque  una vez extraídos, los órganos y tejidos donados deben ser preservados en soluciones especiales a 4°C, y en el caso del hígado,  solo puede mantenerse de cuatro a seis horas antes de ser trasplantado.

Luego de someterse a una ecografía, don Miguel supo que tenía cirrosis hepática y un tumor maligno en el hígado. | Fuente: EsSalud

Don Miguel ahora tiene una nueva oportunidad de vida y goza de buena salud gracias a la donación de órganos, un acto considerado de amor y solidaridad.

“Estoy agradecido con el donante que ha sido mi ángel realmente y con todo el equipo médico. Me siento 200% mejor”, comentó. Además, se convirtió en el receptor más longevo en recibir un trasplante en el Hospital Nacional Edgardo Rebagliati Martins.

La doctora Rossana Román, jefa de la Unidad de Trasplante Hepático de adultos de dicho hospital, resaltó que este tipo de cirugías son posibles no solo por la capacidad médica y uso de la tecnología que ofrece el Seguro Social, sino también a la solidaridad de familias que se sobreponen al dolor y deciden donar los órganos de su ser querido para dar vida a otras personas.

De acuerdo con EsSalud, existen más de 7,000 pacientes asegurados en espera de un trasplante de órgano para vivir. Don Miguel Lumbre tuvo la oportunidad de salvar su vida gracias a un acto de amor por parte de su donante  y ahora forma parte del 11% de personas en espera de donación de órganos que pudieron recibir uno.

¿Qué opinas?