Luis Cervantes, rector de la Universidad Inca Garcilaso de la Vega. | Fuente: RPP Noticias

El doctor Luis Cervantes, rector de la Universidad Inca Garcilaso de la Vega, negó que reciba un sueldo mensual de 2 millones de soles pese a que, según un reportaje de Cuarto Poder, esta casa de estudios se encuentra en una grave crisis económica en la que ha acumulado una deuda de 19 millones de soles.

"Debo rechazar aquello que se señala que son 2 millones de soles. Eso es completamente absurdo. No es ni la mitad. Yo gano el promedio de lo que ganan todos los rectores de las universidades privadas del país. Esto lo tiene la Sunat, la Sunedu y el Ministerio de Trabajo", señaló en entrevista con RPP Noticias.

En diálogo con Ampliación de Noticias, el rector admitió que sus hijos trabajan en esta universidad al igual que los familiares de los profesores y otros miembros de esta casa de estudios, aunque negó que esto represente una irregularidad porque cumplen con los estándares del puesto y ganan lo que establece el mercado laboral.

"Debo señalar que no solamente mis familiares trabajan en la universidad, trabajan familiares de profesores, del personal administrativo, los empleados; es decir, cualquier hijo de un trabajador gana de acuerdo al puesto que está y es el promedio para todos. No discriminamos a nadie porque a todos le respetamos su derecho al trabajo, lo importante es que tenga el perfil necesario para poderse desempeñar en este puesto", señaló.

Confía en obtener el licenciamiento

En otro momento, Cervantes reconoció la existencia de problemas de liquidez tras los cambios a los que se sometieron desde el 2016 para adaptarse a la ley universitaria, entre estos la reducción de la cantidad de ciclos al año y la prohibición para dictar cursos a distancia en provincia. El rector alertó que a esto se suma la falta de pago de pensiones de varios alumnos.

Para hacer frente a esta situación, Cervantes informó que han contratado a una empresa externa para que realicen un estudio de la viabilidad financiera de la universidad. Pese a esto, señaló que la situación financiera actual "es muy positiva". "Yo puedo asegurar que nosotros vamos a tener en azul las cuentas de la universidad", aseguró.

El rector también reconoció que existe una fuerte caída el número de postulantes que recibían anualmente por una pérdida de confianza en la viabilidad de la universidad. Sin embargo, señaló que es "completamente errado" que esta casa de estudios pueda ser cerrada si no presenta a la Superintendencia Nacional de Educación Superior (Sunedu) la implementación de su Plan de Adecuación (PDA) para obtener su licenciamiento.

"Por supuesto que sí (obtendrán el licenciamiento este año). Eso tengo que señalarlo con toda confianza porque no solamente cumplimos uno de los requisitos para el licenciamiento, sino los ocho que solicita la Sunedu. Por eso que tenemos la tranquilidad de esperar la culminación de este proceso para mostrarle a los estudiantes que la Universidad Inca Garcilaso de la Vega no es improvisada", dijo.