La música puede ayudar mucho en el desarrollo de los niños.

Muchas madres y padres se preguntan si los bebés durante el embarazo escuchan lo que pasa en el exterior, si la música es buena para ellos o ellas, si se les debe hablar, etc. En un video de Unicef, el doctor Ibrahim Baltagi, profesor en la Universidad Libanesa Americana con vasta experiencia de investigación y práctica en el tema, explicó la importancia de la música desde el embarazo hasta que ya son niños.

La música en el embarazo

“La música es sumamente importante. Por algo ha prevalecido en todas las culturas del mundo”, aseguró el doctor en una pequeña clase virtual de Unicef. Asimismo, agregó que está comprobado científicamente que la música tiene una función en el desarrollo cerebral del feto antes del nacimiento.  

Desde el tercer trimestre de embarazo, el feto es capaz de oír la música que le ponen. La música debe ser clásica, sonidos suaves o las conocidas canciones de cuna. A partir de los últimos meses, el feto puede reconocer la voz de su mamá y su lengua materna.

La música desarrolla y ayuda al bebé

La música no debe parar una vez que el bebé ha nacido. Según el Dr. Baltagi, la música es buena para muchas áreas del desarrollo infantil. Cuando son muy pequeños, esta sirve para que los bebés se calmen y duerman mejor porque los relaja. Asimismo, poniendo música antes de que el bebé duerma, se crea una rutina muy valiosa en el sueño del pequeño.  “La música debe ser suave, reconfortante y relajante, para crear un ambiente tranquilo y marcar sus patrones de sueño”, explicó.

Aparte de esto, no se debe subestimar el poder de la voz de una madre, un padre o un cuidador cuando cantan. Esta voz es familiar y calma al bebé dándole seguridad.

Los niños y la música para desarrollar habilidades

Cuando pasan a ser niños más grandes, la música no deja de ser clave. “Despierta todas las áreas del desarrollo infantil y la destreza necesaria para la escuela; sobre todo, para la adquisición del lenguaje y la aptitud lectora”, mencionó.

Que los niños hagan su propia música es divertido y muy bueno para su desarrollo. El doctor aseguró que no es necesario que haya instrumentos o juguetes complicados; la música se puede hacer con la voz, las palmas de las manos, los pies o con elementos de la casa.

Además de ayudar en las habilidades académicas, la música puede hacer que el niño socialice más. Esta influye en los circuitos cerebrales relacionados con la empatía, confianza y cooperación.

La música es uno de los muchos factores importantes en el crecimiento de los niños y niñas. De 0 a 3 años es la edad más importante, pues su cerebro se desarrolla con una rapidez que no se repite. Es por eso que RPP lanza la campaña Desarrollo Infantil Temprano, para que todos los padres puedan conocer más sobre esta crucial etapa.

 

Video del Dr. Ibrahim Baltagi para Unicef.
¿Qué opinas?