Sacrificio masivo de niños en Huanchaco fue ofrenda de la cultura Chimú para frenar fenómeno El Niño

Gabriel Prieto, arqueólogo a cargo de la investigación, explicó que este sacrificio se trató de un esfuerzo colectivo de las autoridades políticas y religiosas ante un fenómeno que afectó su economía y destruyó sus hogares.

Hallazgo de más de 260 restos de niños confirma que Huanchaco fue un lugar sagrado. | Fuente: Andina

El hallazgo de 137 restos óseos de niños en la zona de Huanchaquito, en Trujillo (La Libertad), ha tomado un nuevo giro con la última conclusión a la que llegaron los arqueólogos que participaron en el descubrimiento.

Según contó a RPP Noticias Gabriel Prieto, a cargo de la investigación, el sacrificio en Huanchaquito "ocurrió en un contexto del fenómeno El Niño”, pues han encontrado una gruesa capa de barro con las huellos de los niños “que caminaron hacia su destino final”.

“Se nota que fue un esfuerzo colectivo de la parte religiosa y política chimú para frenar un fenómeno que les estaba afectando en la economía, la agricultura, estaba destruyendo sus casas de barro... Los efectos fueron devastadores y la forma en que respondieron fue haciendo este sacrifico colectivo”, detalló.

Como se recuerda, en 2018 fueron exhumados las osamentas extraordinariamente bien conservadas de 137 niños cuyas edades fluctúan entre cinco y catorce años, durante la civilización Chimú (alrededor del siglo XV después de Cristo).

El otro descubrimiento

El último hallazgo por el mismo equipo de arqueólogos fue en enero pasado. Se descubrieron restos de 132 niños y 260 llamas jóvenes sacrificados en la zona de Pampa La Cruz, en la entrada del balneario de Huanchaco, en Trujillo.

Gabriel Prieto detalló que estos restos corresponden a cuatro eventos de sacrificios de la Cultura Chimú, que datan del año 1200 al 1520, “es decir, uno cada cien años”.

Entre las tumbas, hay diez aparentemente de niños de nobleza porque fueron enterrados con textiles con representaciones de dioses, plumas de aves exóticas y ornamentas en buen estado de conservación.

“En el sitio Pampa La Cruz, no hay evidencia de El Niño, pero parece asociado a los momentos en que los chimús estaban conquistando a otras culturas. Esto todavía está en investigación”, agregó Prieto.

¿Qué opinas?