Monseñor Eguren es arzobispo de Piura y Tumbes. | Fuente: ACI Prensa

El obispo peruano José Antonio Eguren denunció al periodista Pedro Salinas por difamación agravada, a raíz de las denuncias de abusos sexuales y maltrato psicológico en el interior del grupo católico Sodalicio que el comunicador presentó en un libro en 2015, informó este miércoles su abogado Carlos Rivera. El portal católico ACI Prensa señala que los cargos son por la publicación del artículo “El Juan Barros Peruano” en el portal Lamula.pe, en el que el periodista compara al monseñor con el obispo chileno Juan Barros.

En una rueda de prensa, Rivera dijo que la querella presentada por Eguren "es una represión por las investigaciones que Pedro Salinas ha estado realizando y que han originado una denuncia penal contra los acusados de violaciones y abusos de menores" en ese grupo religioso. Eguren es arzobispo en las ciudades de Tumbes y Piura, y uno de los más altos representantes del Sodalicio de Vida Cristiana (SVC) en el Perú.

“Denuncia por destapar la verdad”

El abogado del periodista agregó que "es increíble que se denuncie por destapar la verdad. Desde nuestra perspectiva, la demanda también afecta la libertad de expresión", según sus declaraciones recogidas por el portal Altavoz. La querella busca una condena de tres años de prisión y el pago de una reparación civil de 200 mil soles (60 mil dólares), anotó.

Salinas aseguró que "José Antonio Eguren no puede decir que no formó parte de esa estructura de abuso de poder" y advirtió que la querella busca dejar el mensaje de que "nadie investigue más porque esto es lo que les puede pasar". El autor del libro Mitad monjes, mitad soldados añadió que la querella se ha presentado a pocos días de que se decida si el caso Sodalicio pasa a los tribunales.

La publicación que destapó el caso

La publicación de Pedro Salinas, que contó con la colaboración de Paola Ugaz, destapó en 2015 las denuncias sobre abusos psicológicos y sexuales de parte de decenas de integrantes del Sodalicio, la mayoría cuando eran menores de edad, por el fundador del grupo, Luis Figari, y varios de sus máximos dirigentes.

El Ministerio Público ha pedido nueve meses de prisión preventiva contra Luis Figari, hoy investigado por los presuntos delitos de asociación ilícita para delinquir, cuyo fin eran los abusos sexuales, y lesiones graves. Hace un año, la fiscal María León Pizarro reabrió el caso contra Figari en agravio de José Enrique Escardó, Martín López de Romaña, Vicente López de Romaña, Oscar Osterling y Pedro Eduardo Silva, los primeros en denunciar los abusos.

Inicialmente, la Fiscalía archivó las denuncias de abusos sexuales por haber prescrito, dado que fueron presuntamente cometidos en los años 80, pero la magistrada Pizarro reabrió las investigaciones bajo la presunción de que el grupo católico conformó una organización de tipo criminal para cometer las violaciones y apropiarse de donaciones económicas.

EFE

¿Qué opinas?