Arequipa
Para ayudar en la lucha contra la COVID-19 se implementaron las patrullas de atención médica que recorrerán la ciudad realizando el descarte de la enfermedad. | Fuente: Cortesía

Arequipa atraviesa los días más difíciles desde que se inició el estado de emergencia por el nuevo coronavirus. En las últimas 24 horas murieron 38 personas a causa de la COVID-19, con lo que la cifra de víctimas supera el medio millar (579 muertos) y los hospitales han colapsado.

El último reporte de la Gerencia Regional de Salud indica que cerca de 25 mil personas se han contagiado con el nuevo coronavirus en esta región.

La situación es tan crítica como la que vivieron en su momento Iquitos, Pucallpa, Chiclayo y Piura y, por eso, hay personas con síntomas del nuevo coronavirus que han muerto en sus casas o en la puerta de los hospitales por falta de atención médica.

 

Dos personas infectadas con la COVID-19 fallecieron en sus sillas de ruedas esperando atención médica.
Dos personas infectadas con la COVID-19 fallecieron en sus sillas de ruedas esperando atención médica. | Fuente: Cortesía

En las últimas cuatro semanas, todos los días el ingreso al área de emergencia del Hospital Regional Honorio Delgado Espinoza, designado para atención exclusiva de pacientes COVID-19, amanece con personas sentadas o echadas a la intemperie junto a un balón de oxígeno esperando ser atendidas o que les asignen una cama en hospitalización.

Un reporte de este hospital indica que durante este mes, al día llegan hasta 180 personas en busca de asistencia médica al área de emergencia, cuando en los meses de abril y mayo llegaban menos de 20.

“Cuando voy a los hospitales siento impotencia al ver familias enteras infectadas, mi único objetivo es ayudar a cada ciudadano, que reciban atención médica que merecen. Pero, ya hemos sobrepasado la capacidad de los hospitales. Nosotros, los ciudadanos, hemos sido irresponsables, estamos contagiando a nuestros padres y se están muriendo”, comentó a RPP el jefe del Comando Regional COVID-19, general Edwar Gratelly.

 

Hospital COVID-19 no atiende en toda su capacidad

Este hospital COVID-19 tiene capacidad de 600 camas, pero solo 240 son utilizadas porque la gestión del gobernador Elmer Cáceres Llica no culmina los trabajos de refacción del cuarto y quinto piso, que inició cuando se decretó la emergencia sanitaria, dijo a RPP Augusto Contreras, secretario general del Sindicato Unificado de Trabajadores del hospital Honorio Delgado.

“Hacen trabajos que no tienen sentido. Pintan puertas, cambian vidrios, pintan las paredes cuando necesitamos los ambientes para colocar camas que tengan puntos de oxígeno. Esto último, por ejemplo, no están haciendo”, cuestionó Contreras.

A la falta de camas y oxígeno se suma la de profesionales para la atención de pacientes que están en la Unidad de Cuidados Intensivos. El hijo de un mecánico de 58 años denunció que su padre, infectado con la COVID-19, falleció el último martes por falta de atención médica. “No hay quién vea a los pacientes, los últimos dos días nadie nos daba razón de mi papá”, contó a RPP Noticias.

La falta de personal médico y asistencial en la Unidad de Cuidados Intensivos se debe a que el jefe de esta área dio positivo a la COVID-19 y junto a un grupo de sus compañeros cumple cuarentena, informó la Federación Médica de Arequipa.

 

Personal de salud realiza el barrido casa por casa para detectar casos de la COVID-19.
Personal de salud realiza el barrido casa por casa para detectar casos de la COVID-19. | Fuente: Cortesía

Hospitales del Minsa y EsSalud colapsados

Por su parte, el jefe de la Oficina Defensorial en Arequipa, Ángel María Manrique, dijo que el gobierno central también incumple sus promesas de mejorar la capacidad de respuesta del sistema de salud en Arequipa.

“Hace dos semanas que el Minsa debía entregar un hospital de campaña operativo y hasta ahora no lo hace. Tampoco cumplió con la contratación de personal de salud.”, dijo Manrique a RPP.

La misma situación se vive en EsSalud. Su hospital COVID-19, Carlos Alberto Seguín Escobedo, con capacidad de 252 camas de hospitalización y 41 de UCI, también colapsó, por lo que tuvo que habilitar más de 100 camas en el auditorio del Club del Colegio de Abogados. Sin embargo, solo 20 están operativas porque no se cuenta con oxígeno para las demás.

“Hemos tenido problemas con el oxígeno en nuestro hospital, pero ya el proveedor ha garantizado el abastecimiento. Para que tengan una idea, antes nos abastecían entre tres y cuatro veces al mes. Ahora es semanal”, dijo Yuri Vilca, jefe de la Oficina de Coordinación de Prestaciones de EsSalud en Arequipa.

Para el especialista, en junio la población bajó la guardia debido a un exceso de confianza, incluso, atribuyó al Día del Padre  como la fecha que disparó la cifra de casos positivos a más de 20 mil, ya que las familias se juntaron y así, incumplieron los protocolos de bioseguridad. Además, consideró que la reactivación de algunos sectores económicos también ha influido en la propagación del virus.

 

La falta de oxígeno genera que las personas se peleen por conseguir los balones para sus familiares infectados con el nuevo coronavirus.
La falta de oxígeno genera que las personas se peleen por conseguir los balones para sus familiares infectados con el nuevo coronavirus. | Fuente: Cortesía

Los casos se incrementarán

Lo peor estaría por venir, según el médico infectólogo Carlos Vizcarra. En su opinión, en la última semana de julio y la primera de agosto los casos positivos crecerán porque la semana pasada más de 50 mil familias en la ciudad de Arequipa se quedaron sin agua potable por casi una semana, lo cual ha impedido actos como el lavado de manos constante, una acción determinante para evitar la COVID-19.

Todo este panorama desolador podría cambiar la próxima semana si se mejora la capacidad de respuesta del sector salud. El general Edwar Gratelly anunció que entrará en funcionamiento un hospital de campaña y también tendrán 300 camas en el Centro de Aislamiento de Cerro Juli.

Por su parte, EsSalud espera recibir una dotación de oxígeno y personal para usar las 120 camas instaladas en el Club del Abogado y culminar antes de fin de mes el hospital blanco que es implementado en su local de la Av. Aviación, del distrito de Cerro Colorado.

Mientras se anuncian estas mejoras, cada día mueren entre 18 y 24 personas en Arequipa y varios cadáveres se acumulan en los pasillos del hospital durante varios, ya que la capacidad para cremar o inhumar cuerpos también se ha saturado, según denunció el personal del Honorio Delgado.

En paralelo a la crisis no se observa un liderazgo en las autoridades. El gobernador regional, Elmer Cáceres Llica, no aparece con frecuencia, mientras que el alcalde provincial, Omar Candia, cumple cuarentena tras dar positivo a la COVID-19 la semana pasada.

Ante esta situación, Gratelly, jefe del Comando Regional, pidió al presidente Martín Vizcarra que Arequipa acate confinamiento total, para dar un respiro a los hospitales y reducir el contagio. El mandatario aún no respondió.

En medio de la tragedia también hay casos que conmueven: una mujer policía  con la COVID-19 fue dada de alta y su pareja, también policía, la recibe con rosas y un cartel.
En medio de la tragedia también hay casos que conmueven: una mujer policía con la COVID-19 fue dada de alta y su pareja, también policía, la recibe con rosas y un cartel. | Fuente: Cortesía