Arequipa | Niña de 10 años se convierte en la sétima víctima de la Covid-19 en la región

La Gerencia Regional de Salud confirmó la muerte de la menor que fue internada el 6 de abril, por tener problemas estomacales, pero a los tres días presentó síntomas del nuevo coronavirus. Su familia pide ayuda para llevar las cenizas al distrito de La Joya.

Muerte niña
Menor estuvo tres días en ambientes comunes, por lo que el hospital Goyeneche tuvo que cerrar y ser desinfectado. | Fuente: RPP/AREQUIPA | Fotógrafo: Imagen Referencial

A través de su cuenta de Facebook la Gerencia Regional de Salud de Arequipa (Gersa) informó que una niña de 10 años se convirtió en la sétima víctima, y en la más joven de esta región, tras contagiarse con la COVID -19.

Según información de la Gersa la menor estaba internada en el área de aislamiento del hospital Goyeneche, donde falleció.
Además, informaron que la niña fue llevada por su familia el pasado 6 de abril al Centro de Salud de La Joya al presentar problemas estomacales, tras comer una tuna en las chacras donde trabajan sus padres.

El médico que la atendió la refirió hasta Arequipa porque temía que el fruto que comió, tuviera insecticida y la menor estuviera intoxicada.

Es por eso que fue internada en el área de Pediatría del Hospital Goyeneche ese mismo día, pero el 9 de abril presentó síntomas compatibles al nuevo coronavirus, por ello se le practicó una prueba rápida a la que dio positivo.

Esto generó alarma en el hospital Goyeneche, por lo que fue cerrado para su desinfección y se tomó pruebas rápidas a la familia de la niña, solo su madre dio positivo, como también al personal que tuvo contacto con ella.

Tras ser llevada a un ambiente aislado y no tener mejoría, esta semana se gestionó que sea referida al Hospital Regional Honorio Delgado, designado para atender pacientes con la COVID-19 en Arequipa. Sin embargo, su estado de salud empeoró frustrando su traslado, finalmente ella murió la tarde del último miércoles.

El cuerpo fue cremado como establece el protocolo de la Organización Mundial de la Salud, para este tipo de casos.

Los padres de la menor, que trabajan como jornaleros, piden ayuda a las autoridades para trasladar sus cenizas al distrito de La Joya, ubicado a casi una hora de viaje en automóvil desde Arequipa, ya que no cuentan con dinero para pagar a una funeraria por el traslado.