Las docentes coinciden que esta nueva forma de educación es complicada, pero ellas tienen como objetivo principal lograr el aprendizaje de sus alumnos. | Fuente: RPP Noticias

La profesora Izenia Ruíz tiene 46 años y 25 de ellos al servicio de la docencia en Huancavelica. Ella contó a RPP Noticias que adaptarse a la educación virtual fue difícil, pero no imposible y que ningún docente estaba preparado para estos cambios ante la pandemia por la COVID-19.

Además, mencionó que su hija de 28 años y su sobrina de 24, la ayudaron y orientaron con el uso de las redes sociales para que pueda dictar clases, a través de ese medio, a sus alumnos del quinto grado de primaria número 36009, conocido como "Aplicación".

El día del maestro será triste sin la presencia de sus alumnos de quienes extraña sus risas e historias, relató.

“A veces hay tristezas y alegrías, pero compartes con ellos. Es una satisfacción para mí como maestra que desde primer grado los he tenido a cargo a mis niños”, expresó la profesora.

Por otro lado, la profesora Tedy Garavito de 63 años, de la misma escuela, utiliza el WhatsApp para sus clases; red social que ya empleaba desde el 2019 para comunicarse con los padres de familia.

"Habían cosas nuevas que aprender", dijo. Además, solicitó tutoriales a otros colegas para conocer el paso a paso de grabación y edición de vídeos, que envía a sus alumnos.

Las docentes coinciden que esta nueva forma de educación es complicada, pero ellas tienen como objetivo principal lograr el aprendizaje de sus alumnos. Ellas solo quieren reencontrarse con ellos y abrazarlos cuando pase esta pandemia.