Ministerio de la Mujer asiste psicológica y legalmente a la familia Torres Recuay. | Fuente: Andina

“Ella era desde niña responsable, estudiosa, bien cariñosa y tranquila”, esta fue la descripción que hizo Patricia Torres Recuay de su hermana Daniela, de 23 años, una enfermera huancaína, recientemente graduada que aspiraba alcanzar un peldaño más en su vida profesional: titularse y hacer su Serum (Servicio Rural y Marginal de Salud)

Además quería apoyar económicamente a su madre para compensar de esta manera los esfuerzos invertidos en el financiamiento de su carrera. Todos sus sueños cayeron al vacío el 1 de enero último cuando salió de su casa luego de recibir una llamada. Dos días después la Policía reportó su pérdida prematura e irreparable.

La mañana del 3 de enero, el cuerpo de Daniela fue encontrado en un cuarto rústico del mercadillo María Valencia en el populoso distrito de Chilca (Provincia de Huancayo) con cortes muy profundos en las extremidades y el vientre. El asesino puso entre sus manos un cuchillo de cocina para hacer creer a las autoridades que se trató de un suicidio.  

“A mí me contaba todo, de sus trabajos, las anécdotas, todo me contaba, sus sueños truncados que ahora están, los planes que tenían, se había hecho el esfuerzo de sacar su título profesional recién, hace dos meses, iba a ser su Serums e iba a sacar adelante a mi mamá, ‘voy a aprovechar ese Serum mami’, decía. Tenía muchos planes”, dijo en RPP Noticias.

El sospechoso

Los comerciantes del mercado que fueron interrogados por la Policía informaron que no notaron nada sospechoso en las últimas horas. Por eso la Policía cree que el crimen fue cometido durante la madrugada. El sospechoso es Ricardo Carlos Chávez Torres (35 años), el hermano menor del dueño del mercado. Él tuvo una relación afectiva con Lizbeth hasta junio del año pasado.

La hipótesis de la Policía señala que la llamada que Daniela recibió el día de su desaparición era de su ex enamorado, quien laboraba como vigilante. Y que luego la habría llevado con engaños al cuarto donde él descansaba. Ahora el hombre está como no habido y es buscado por la Policía.

“Yo quisiera que nos apoye la radio para que exijan al coronel, a los mayores, al Ministerio de la Mujer, al mismo presidente de la República. Por favor yo quisiera que nos apoyen para que este hombre lo capturen ya, que le pongan precio a su cabeza, es horrible, horrible, horrible”, expresó indignada Patricia Torres.

¿Qué opinas?