Detonan explosivo en casa de alcaldes liberteños

Delincuentes hicieron disparos, explotaron un cartucho de dinamita y dejaron una carta extorsiva exigiendo el pago de 100 mil dólares a los hermanos Kiko Danny y Marco Antonio Rodríguez Espejo, alcaldes de Calamarca y Julcán.

La explosión destruyó lunas y parte de la pared de la vivienda. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Rolando Gonzales

Una banda de presuntos extorsionadores detonó un cartucho de dinamita en la casa de los alcaldes del distrito de Calamarca y la provincia de Julcán, situada en el distrito de Trujillo.

El artefacto explosivo causó daños en las lunas, puerta y techo del inmueble ubicado en la urbanización Semi Rústica El Bosque y de propiedad de Kiko Danny Rodríguez Espejo, alcalde del distrito de Calamarca, y Marco Antonio Rodríguez Espejo, alcalde de la provincia de Julcán.

"Primero se escuchó un disparo y luego otro, ya después fue la explosión... Logramos ver a un taxi de la empresa Individual de donde bajaron los hombres. Están exigiendo 100 mil dólares", aseguró la esposa de Kiko Rodríguez.

 

La esposa de Kiko Rodríguez no descartó que los adversarios políticos estén vinculados al atentado. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Rolando Gonzales

El atentado ocurrió aproximadamente a la 1 de la madrugada del miércoles. Cuando salieron a ver de qué se trataba, se toparon con un forado y una mancha negra en la pared de su cochera.

Los delincuentes también dejaron una granada de guerra y un sobre manila, que contenía una carta donde se exige a las autoridades el monto de 100 mil dólares para no atentar contra ellos y sus familiares.

Inmediatamente comunicaron el hecho a la Policía. Agentes acordonaron la zona y desactivaron el explosivo.

En la carta los delincuentes les dicen a los hermanos que conocen sus propiedades, sus movimientos y que paguen el monto exigido.

Los habitantes del lugar temen un nuevo atentado que cobre vidas. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Rolando Gonzales

Niños y ancianos en peligro

La vivienda de los alcaldes está ubicada en una quinta donde viven 100 personas. Haydeé Rodríguez, sobrina de los alcaldes, señaló que existe el gran temor entre los vecinos porque en el lugar habitan al menos 18 niños, ancianos y personas con limitaciones físicas que, de producirse un incendio, serían las primeras víctimas.

Una vecina teme por la integridad de los niños y ancianos que viven en el lugar. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Rolando Gonzales
¿Qué opinas?