Docente Trujillo
Desde hace año y medio la profesora Patricia Loayza se encarga de enseñar a niños y adolescentes internados en el hospital Belén de Trujillo. | Fuente: Cortesía

Patricia Loayza lleva 18 años en la docencia básica regular, pero hace un año y medio asumió, según revela, el reto más grande de su carrera: enseñar a niños y adolescentes internados en el área de pediatría del Hospital Belén de Trujillo.

La profesora es parte del proyecto de Aula Digital en Hospitales y Entornos Inclusivos, y desde el 2015, en este hospital, brinda soporte emocional con educación a niños a partir de 4 años y que es auspiciado por la fundación de una empresa de telecomunicaciones.

"Mi labor consiste en dar apoyo educativo a los niños durante su época de hospitalización. El hospital Belén es de alta rotatividad, es decir, los niños permanecen de siete a diez días internados”, narra la docente. Cuenta que durante esa permanencia les da apoyo educativo con actividades académicas que refuerzan lo que ellos ya vienen desarrollando en sus clases normales.

Patricia señala que lo más difícil de trabajar con niños internados en el hospital es ganarse su confianza y que olviden, por un momento, el lugar donde se encuentran.

"Hay un desapego de su hogar, de su familia, de su colegio; entonces uno encuentra al niño en una situación muy vulnerable, triste y con mucho temor”, dice.

Recuerda que había momentos en que la veían entrar y pensaban que era una enfermera o un doctor más, y no querían que se acerque.

“Me acercaba a ellos y les explicaba qué íbamos a hacer y eso los animaba mucho. Y así esperaban a la profesora hospitalaria que llegue todas las tardes", comenta a RPP Noticias.

En tiempos de la COVID-19, Loayza se ha separado de sus alumnos y se dedica a diseñar clases y actividades virtuales para que los niños desarrollen las áreas de comunicación, matemática, tutoría, y arte; material que aloja en el portal Educared de la Fundación Telefónica.

En este día, la docente hospitalaria deja un mensaje a sus colegas que, en estos tiempos de pandemia, asumieron el reto de readaptación a las clases a distancia.

"Ha sido duro y complicado adaptarnos a esta nueva normalidad. Ha sido todo un reto el cambio de presencial a virtual, sobre todo porque en algunos casos el tema tecnológico estaba muy alejado de la enseñanza diaria que uno podía ejercer en los colegios, pero como siempre los docentes damos muestra de que con empeño, dedicación y esfuerzo podemos lograrlo, y ya todos nos hemos adaptado el tipo de trabajo remoto", acotó.

Este año las aulas hospitalarias cumplen 20 años en el Perú. En Trujillo, el hospital Belén es el único que presta este servicio educativo, con la profesora Patricia como única docente y motivadora.