Juegos inflables y vendedores de comida invaden plaza de armas de Trujillo

Un gran tobogán fue instalado durante la noche de Navidad en la remodelada plaza de armas, mientras que vendedores de anticuchos y churros afectaban el ornato.

Un enorme tobogán inflable fue colocado frente a la Basílica Catedral de Trujillo en plena Navidad. | Fuente: Cortesía | Fotógrafo: Gabriel Durand

Juegos inflables de gran tamaño, vendedores ambulantes de comida y hasta cómicos ambulantes invadieron la plaza de armas de Trujillo la noche del 25 de diciembre y la convirtieron en una feria popular a pesar de las intenciones de las autoridades en ser considerada junto al centro histórico como Patrimonio de la Humanidad.

Frente al caos de la noche de Navidad, el el gerente del Patrimonio Monumental de Trujillo, Mario Falero, aseguró que ninguno de los comerciantes cuenta con autorización edil. Señaló que los negociantes aprovecharon la ausencia de los miembros de Seguridad Ciudadana para apropiarse de la plaza.

El funcionario expresó su preocupación y tomó fotografías con el fin de identificar a los conductores de estos negocios. También rechazó estas actividades de personas inescrupulosas que convierten en un mercadillo a una de las plazas más importantes del país.

La excandidata a la alcaldía de Trujillo, Verónica Torres, aseguró que la invasión de comerciantes informales de comida y hasta de juegos inflables en plena plaza de armas revela la falta de autoridad que existe en la ciudad.

Por su parte, el defensor del Pueblo, José Luis Agüero Lobatón, señaló que no hay justificación para permitir el comercio informal en la plaza de armas. Indicó que la municipalidad debió ejecutar un plan de contingencia para tener personal disponible para las fechas festivas.

Vendedores de anticuchos hicieron un gran negocio la noche de Navidad. | Fuente: Cortesía | Fotógrafo: Gabriel Durand
La plaza de armas de Trujillo se convirtió en escenario de los cómicos ambulantes. | Fuente: Cortesía | Fotógrafo: Gabriel Durand
El funcionario edil Mario Falero justificó que los ambulantes aprovecharon la ausencia de agentes ediles para apropiarse de la plaza de armas. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Rolando Gonzales
¿Qué opinas?