Chiclayo: Alumnos se conectan cada vez menos a clases virtuales tras conocerse que nadie "repetirá" el año escolar

Director de la Unidad de Gestión Educativa Local (Ugel) de Chiclayo, Ángel Salazar, dijo que antes se conectaban 28 alumnos y después de este anuncio diez dejaron de ingresar. Además, bajó el índice de cumplimiento de tareas.

Profesores dicen que sus niños ya no ingresan a sus clases.
Profesores dicen que sus niños ya no ingresan a sus clases. | Fuente: RPP Noticias

Un alto porcentaje de escolares ha dejado de asistir a sus clases virtuales, tras conocerse que serían promovidos todos de año académico, advirtió el director de la Unidad de Gestión Educativa Local (Ugel) Chiclayo, Ángel Salazar Piscoya.

El funcionario reconoció que este anuncio perjudicó también el índice de cumplimiento de tareas y viene generando complicaciones para los profesores.

“Naturalmente si hemos tenido un primer balance. Antes que salga la directiva el profesor tenía treinta alumnos en clase y apenas dos tenían problemas para conectarse. Después de conocer esta directiva ahora ya no ingresan diez, se conectan solo 18 y el cumplimiento de tareas también han bajado”, expresó el funcionario.

Salazar precisó que es errado pensar que todos aprobarán y pidió a los padres de familia no malinterpretar la norma dada por el Ministerio de Educación, porque sus hijos irán a un programa de recuperación guiada.

Por su parte la profesora, Berta Sandoval, del colegio Rosa Flores de Oliva de Chiclayo, contó que se han visto obligados a enviar mensajes y audios a los padres de familia para que descuiden a sus hijos en esta última fase del año escolar.

Ha disminuido hasta en un 40%. Ha bajado muchísimo. Yo enseño Ciencia Tecnología y Ambiente (CTA) y tenía 120 alumnos a mi cargo, pero un día después que escucharon esto solo entraron 10. El impacto fue terrible. Hemos tenido que enviar mensajes y llamadas a los padres para recuperar la asistencia”, expresó.

La docente dijo que se viene incidiendo en los padres mensajes donde se refuerza la idea que asistir a clases va más allá de aprobar una nota, sino estar preparados para los retos que impone la sociedad.

A su turno el padre de familia, Eduardo Chucas, del caserío alto andino de Penachí, en el distrito de Salas, a dos horas de Chiclayo, dijo que muchos padres no están preparados para guiar a sus niños con los trabajos que dejan los docentes.

“Ya con esto se ha perdido el interés. Aquí pocos se conectan y los profesores envían tareas y no estamos preparados para ayudar a nuestros hijos. Todo el día estamos en el campo y no podemos ayudarlos”, comentó.

Las autoridades educativas, los docentes y los padres de familia esperan que las tablets ofrecidas por el gobierno lleguen a tiempo para ayudar a los estudiantes en estos últimos meses del año.