Vecinos demandan una solución urgente a este problema de la basura. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Henry Urpeque

Daño irreparable. Los vecinos del distrito de Reque, provincia de Chiclayo (región Lambayeque), ya no soportan más la contaminación que genera el botadero de basura que se ubica a pocos metros de la localidad.

Las inmensas toneladas de basura que se queman a diario (700 toneladas diarias aproximadamente), no solo perjudican su salud, por las enormes columnas de humo contaminante que invaden centros poblados y zonas cercanas, sino que representan también un daño irreparable al medio ambiente.

La basura que es recogida en las zonas de Chiclayo, José Leonardo Ortiz y la Victoria, es abandonada en estas extensas pampas de 400 hectáreas, donde es quemada por los recicladores. Afecciones a la piel, daños respiratorios y otras enfermedades infecciosas padecen los moradores cercanos al botadero, humildes familias que están cansados de vivir rodeados de desperdicios.

Los pobladores recanos esperan que se concrete hace más diez años, el ofrecimiento que hizo la comuna provincial de instalar una planta de relleno sanitario; sin embargo, se han sucedido varias gestiones municipales y nada ha ocurrido.

Demandamos una solución urgente a este problema de la basura. No es posible que se siga deteriorando el medio ambiente y además porque significa una agresión directa a la salud de las personas”, indicó el poblador Miguel Iglesias.

El municipio de Reque advirtió que el botadero creció de manera considerable en los últimos cinco años y que poco a poco se va quedando sin espacio para albergar la basura.

“Los municipios de Chiclayo, José Leonardo Ortiz y la Victoria deben hacer algo. Este humo afecta a miles de pobladores”, señaló un vecino. 

¿Qué opinas?