Trabajador de Fiscalización de la municipalidad de Chiclayo se hizo pasar como cliente. | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: Cortesía

Antes de clausurar el cine porno ubicado en la primera cuadra de la calle Cois, en pleno centro de Chiclayo, las autoridades utilizaron la estrategia de infiltrar a un trabajador del área de Fiscalización municipal en el local. Esta persona usó unos lentes que llevaban una cámara oculta, que le permitió registrar todo lo que ocurría.

Un día previo al operativo, el empleado visitó el establecimiento, pagó cinco soles de entrada e ingresó. Una vez adentro, según se aprecia en el video, observó que había una importante cantidad de asistentes que veían las películas porno a través de un retroproyector.

Luego, el fiscalizador se acercó a otro hombre, ubicado cerca a los baños, el cual le ofreció sus servicios sexuales. El infiltrado también ingresó al baño y constató que ahí había un forado que conducía a un ambiente privado.

Denuncia

El gerente de Seguridad Ciudadana y Fiscalización de la Municipalidad Provincial de Chiclayo, Enrique Miranda Orué, informó que se denunciará al propietario del cine porno, Javier Llatas Zambora, por consentir el ejercicio de la prostitución.

El Fiscal adjunto de la Segunda Fiscalía Especializada en Prevención del Delito, Miguel Ángel Córdoba Bravo, aseguró que con las pruebas recabadas, actuará de oficio para interponer la denuncia correspondiente.

El local cuenta con licencia de funcionamiento para la venta y exhibición de videos. Sin embargo, con la denuncia penal se le podría revocar la licencia de forma definitiva y así, no podrá abrir más.

¿Qué opinas?