Dirigente regional del Sutep se encadenó en rejas de la Catedral de Chiclayo. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Henry Urpeque

Docentes afiliados al Sutep Lambayeque se unieron a las protestas de la CGTP y uno de ellos se encadenó exigiendo al gobierno la derogación de los decretos legislativos N° 1442 y el 1450. 

Precisamente fue el dirigente regional de este gremio, Víctor Rivadeneira Sandoval, quien se encadenó en las rejas de la iglesia Santa María Catedral de Chiclayo, pidiendo que se anulen estos decretos que, según señala, atenta contra sus remuneraciones, contra las negociaciones colectivas y otros derechos de los servidores públicos.

"Estos decretos son lesivos para el magisterio, para las organizaciones colectivas, gremios y todos los trabajadores del país. El gobierno de Vizcarra no está dialogando con el pueblo", señaló.

Rivadeneira Sandoval, indicó que a parte de la derogación de dichas leyes, piden al Ejecutivo el pago de la deuda social al magisterio que son de 25 mil millones de soles. También el aumento de sueldos en el 30 %, lo que les permitirá cubrir con el costo de la canasta familiar. Además del pago de beneficios laborales.

El dirigente manifestó que de no ser escuchados en una asamblea nacional de delegados tomarán medidas más radicales, entre ellos el inicio de una huelga de hambre.

"Serían un promedio de 30 dirigentes que entraríamos en una huelga de hambre si el presidente Martín Vizcarra no hace caso a nuestros reclamos. No es una mendicidad es un derecho que reclamamos", sostuvo.

En esta protesta participaron la Federación Nacional de Trabajadores del Sector Salud (Fenutsa), así como todos gremios sindicales afiliados a la CGTP en Lambayeque, quienes protestaron con banderines, pancartas y utilizando megáfonos para hacer sentir su malestar en pleno centro de la ciudad de Chiclayo.

Gremios afiliados a la CGTP protestaron en Chiclayo. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Henry Urpeque
¿Qué opinas?