Piden erradicar 37 toneladas de pirotécnicos almacenadas en base policial

Los altos niveles de temperatura pueden provocar una tragedia, que perjudicaría a decenas de vecinos así como a los propios agentes policiales, manifestaron moradores.
Pirotécnicos están bajo un techo viejo de calamina | Fuente: RPP | Fotógrafo: Rosario Coronado

Vecinos del pueblo joven Santa Rosa de Chiclayo (región Lambayeque) se mostraron mortificados por el peligro que representan 37 toneladas de material pirotécnico, almacenadas, de manera provisional, en un local utilizado por el Escuadrón Verde de la Policía Nacional.

Tanto deflagrantes y detonantes fueron decomisados por personal policial al no contar con los permisos correspondientes y en el marco de la lucha contra el uso de este tipo de material por las fiestas de fin de año; sin embargo, sus propietarios argumentan que operan de manera legal; por lo que se decidió inmovilizarlas.

Tras ello, el teniente gobernador, Juan Medina Oliden pidió que se traslade el material a otro recinto, debido a que los altos niveles de temperatura pueden provocar una tragedia, que perjudicaría a decenas de vecinos así como a los propios agentes policiales.

“El techo del ambiente, donde están almacenados los pirotécnicos, es de calamina en mal estado y nos da mucho temor que las temperaturas o un descuido, causen una explosión. Hay un colegio cerca y al costado, decenas de casas”, dijo muy preocupado.

Intervienen. Ante el malestar de los moradores, funcionarios del Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) y del Centro de Operaciones de Emergencia Regional llegaron al recinto y verificaron las condiciones.

El jefe zonal del Indeci, Carlos Balarezo Mesones puntualizó que solicitaron al Ministerio Público tome una decisión, a la brevedad, para determinar la devolución o en todo caso la incineración del material al constituir un grave peligro.

Irregularidades. No obstante, confirmó que el almacén donde se ubicó las 37 toneladas, situado en el distrito de La Victoria, no reunía las condiciones de seguridad. Además se cuestionó las deficiencias en las tareas de fiscalización por parte de la Sucamec, ya que se limitó a exigir solo un requisito para avalar el funcionamiento del almacén, es decir, el certificado de compatibilidad de uso, dejando de lado la licencia de funcionamiento y el certificado de seguridad en edificaciones.

¿Qué opinas?