bebé muerto
Policía investiga quienes dejaron al bebé en medio de la selva. | Fuente: Referencial

El cuerpo sin vida de un bebé recién nacido fue encontrado cerca del río Itaya, en el caserío San José, del distrito de Belén, provincia loretana de Maynas, este miércoles por pobladores del lugar.

El pequeño cadáver estaba dentro de una caja de cartón que fue abandonada cerca de la trocha de camino al caserío.

Wilmer Sánchez Yahuarcani, teniente gobernador de San José, se dirigía a pescar junto a su perro, cuando de pronto su mascota comenzó a ladrar desesperadamente en dirección de la caja.

Sánchez siguió a su can y encontró la caja, la abrió por curiosidad y encontró el cuerpecito de un bebé de sexo masculino. De inmediato corrió hacia el caserío para avisar de su hallazgo.

“Empezó a ladrar y seguí un caminito, veo una caja y la abro. Pensé que era una muñeca, pero veo bien y era un bebito”, contó.

Los pobladores aseguraron que horas antes del hallazgo escucharon los llantos de un bebé, pero no prestaron atención debido a que la zona es transitada de manera constante y pensaron que el bebé de algún transeúnte estaba llorando.

El bebé tenía puesta una pulserita de identificación en una de sus muñecas, lo que permitirá dar con sus padres.

El fiscal Hagler Luis Manuel de la Cuarta Fiscalía Penal Corporativa de Maynas estará a cargo de la investigación del caso.