Pistola
Se logró la captura de la expareja así como de un menor de edad que reconoció haber participado del hecho. Según los familiares, la mujer los sindicó como responsables del ataque. | Fuente: RPP Noticias

Efectivos de la Policía Nacional capturaron Orlando Padilla Pacheco, presunto responsable de haber ordenado asesinar a su expareja, Luvinda Chinchay (31), quien fue acribillada de tres disparos frente a sus dos menores hijos.

Según información policial, Padilla Pacheco tiene cuatro requisitorias por omisión a la asistencia familiar. Asimismo se detuvo a un menor de 17 años quien habría informado que fue uno de los cómplices del hecho, y que ingresó a la casa para atacar a la mujer.

Ambos sujetos fueron conducidos a la dependencia policial de Huarmaca, mientras que un grupo especializado del Departamento de Investigación de Homicidios de Piura (Depincri) y personal de criminalística, junto a un representante del Ministerio Público, recogieron evidencia en el caserío Santa Cruz.

Según información de los familiares de Luvinda Chinchay Calle, mientras era conducida al centro de salud, sindicó a Padilla Yovera de ser el responsable del hecho. Incluso logró decir que realizó esta acción para que le robaran 600 soles de la pensión alimenticia que solicitó para uno de sus hijos.

Asimismo confirmó que la amenazó de muerte por exigirle el dinero, el cual recibió un día antes. Asimismo se supo que la mujer logró decir a una de las personas que lo atendió que reconoció al responsable de los disparos.

Según medios locales, habría un video que confirma esta declaración la cual fue filmada por la enfermera que atendió a Chinchay horas antes de su muerte.

Por otro lado, los restos mortales de Luvinda Chinchay fueron trasladados a su tierra natal en Huarmaca, provincia de Huancabamba para darle sepultura.