De las cinco enfermeras, se contagiaron dos y las restantes no se abastecen para atender a todos los pacientes. | Fuente: RPP Noticias

Un grupo de trabajadores del Centro de Atención COVID-19 del Hospital Regional Manuel Núñez Butrón, en la región Puno, hicieron un plantón para exigir la contratación de más personal de salud, debido al incremento de casos del nuevo coronavirus. Ellos pidieron ayuda para seguir atendiendo a más pacientes, ya que no cuentan con oxígeno ni camas.

Los trabajadores refieren que algunos pacientes se encuentran en silla de ruedas en espera de atención médica.

Entre lágrimas, una de las enfermeras señaló que necesitan apoyo urgente porque no quieren contagiarse, ya que tienen hijos y familia, además no pueden descansar porque trabajan 36 horas seguidas por falta de médicos, enfermeras y biólogos.

“Nosotros tenemos familia, nuestros hijos; que no nos olviden, que nos apoyen con toda la población. Se nos caen las lágrimas, nuestros pacientes se están muriendo. Esto no es justo señor presidente, señor gobernador de Puno que alguien nos escuche”, dijo una de las trabajadoras de salud.

De las cinco enfermeras, se contagiaron dos y las restantes no se abastecen para atender a todos los pacientes. Asimismo, mencionaron que el oxígeno ya se acabó y les cuesta mucho ver morir a las personas por la falta de equipos, entre ellos ventiladores y monitores.

Los profesionales de la salud dijeron que por día tres pacientes pasan a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y que ya ha colapsado este servicio.

Ellos hacen un llamado al gobernador regional y al presidente de la República, Martín Vizcarra, para recibir una pronta ayuda para el Hospital Regional COVID-19 en Puno.