Pollería operaba pese a no tener permiso. | Fuente: Municipalidad de Lima

Agentes de Fiscalización y Sanidad de la Municipalidad de Lima clausuraron una pollería que realizaba servicio de delivery sin contar con el protocolo de bioseguridad señalado por el Ministerio de Salud (Minsa).

Este local comercial, conocido como El Mandarín, ubicado en el jirón Paruro 733, funcionaba a puertas cerradas y al momento de la intervención se encontró a varios trabajadores preparando pollos a la brasa con papas fritas y arroz, que luego iban a ser vendidos y distribuidos bajo la modalidad de reparto.

Agentes de la comuna limeña también comprobaron que los envases descartables se encontraban en lugares antihigiénicos, así como una mochila y bicicleta, donde se colocaban los alimentos para el despacho respectivo.

Se pudo constatar que este local había presentado sus protocolos de bioseguridad; sin embargo, estos fueron denegados por las autoridades competentes, al no cumplir con los debidos requerimientos.

Durante este operativo, también se verificó que en la cocina, donde se preparaban estos alimentos, había cucarachas e insectos. Asimismo, se comprobó que el lugar no contaba con certificado de manipulación de alimentos ni con la infraestructura adecuada.

Este negocio fue multado con S/8,600 y no podrá atender al público hasta que subsane las faltas.

A través de los equipos de Fiscalización, Sanidad, Desarrollo Económico y Gestión del Riesgo de Desastres, y con el apoyo del Serenazgo de Lima, se continúa con las inspecciones a fin de verificar el cumplimiento de las medidas de seguridad y sanidad.