Héctor Cabrejos
El monseñor Héctor Cabrejos emitió un comunicado desde el Vaticano. | Fuente: Conferencia Episcopal Peruana

El monseñor Héctor Cabrejos, presidente de la Conferencia Episcopal Peruana, se pronunció tras la disolución del Congreso por parte de Martín Vizcarra, y la posterior respuesta del Congreso, que ha suspendido al mandatario y ha elegido a Mercedes Aráoz como presidenta en funciones.

Desde el Vaticano, Cabrejos Vidarte consideró que la actual crisis política “nos debe llevar a una profunda reflexión, evitando caer en venganzas y/o complicidades, demostrando así madurez política y social en el Perú y en la comunidad internacional”.

“A pesar de esta crisis política, creemos también que el momento actual es una oportunidad única para combatir el circuito de la corrupción grande y pequeña, a todos los niveles”, reflexionó el religioso.

Para el monseñor, “no podemos perder la perspectiva de cambiar profundamente las situaciones adversas y mejorar como país, en lo moral y en el respeto al bien común, porque no solo debemos de pensar en grupos sociales y políticos sino en los más de 33 millones de peruanos, especialmente en nuestros niños y jóvenes que son el futuro del Perú”.

El sacerdote reconoció que hay interpretaciones “distintas” sobre la actual crisis política, por lo que invocó a toda la sociedad y a los actores políticos “a actuar de acuerdo al orden constitucional y democrático”.

“Además, urge la definición, cuanto antes, de una política estable, que perdure por lo menos hasta las próximas elecciones, dada su gran importancia, pues esa estabilidad política definirá al final la próxima representación del país”, sentenció.

El religioso culminó su mensaje convocando a una jornada de oración “por la paz y el desarrollo humano integral de nuestra Patria”.