La candidata a la alcaldía de Lima por Fuerza Social, Susana Villarán, planteó que el debate con su contendora de Unidad Nacional, Lourdes Flores, se realice en Huaycán, Jicamarca "o uno de los cerros donde vive la gente humilde de la ciudad capital".

"Estamos proponiendo que sea en un lugar muy excluido (…)  Quisiera que sea en uno de esos cerros donde viven las personas más excluidas de Lima", señaló Villarán al precisar que serán los personeros designados los que decidan.

Tras reafirmar su propósito de debatir con su adversaria del PPC-UN, dijo que "en un país donde la palabra parece que no cuenta, la mía, la de Susana Villarán, sí cuenta".

De otro lado, rechazó las interceptaciones de las comunicaciones privadas que sufrió Flores Nano, y que puede afectar a todos los candidatos, y recordó que esa fue una práctica cotidiana durante la época del "fujimontesinismo".

"No es posible que haya una guerra de audios. Sobre el contenido y el desprecio que ella ha expresado respecto a postular por la alcaldía de Lima, es una respuesta y una explicación que nos tiene que dar a todos los candidatos y vecinos de Lima."

De otro lado, confirmó que tiene en sus filas a dos dirigentes vecinales que han pedido permiso a las filas del Partido Nacionalista, y señaló que ese hecho de pedir permiso demuestra que no hay alianza con Ollanta Humala.

"Si entraron al aluvión de Humala en el 2006, y luego quieren ir con Susana, está bien, porque son dirigentes de base, son vecinos (…) y es una elección vecinal."

Enfatizó que el ex candidato presidencial no es el candidato al que su partido se adherirá para las elecciones presidenciales del próximo año, y deslindó con cualquier apoyo de la agrupación de dicho líder opositor.

"Ni me defiendas ni te acerques", señaló al indicar que el deslinde no es porque Humala y su partido le resten voto, sino porque Fuerza Social es una agrupación distinta.