Congresista Miguel Castro. | Fuente: Andina

El Congresista Miguel Antonio Castro Grández renunció la noche de este miércoles a  la bancada de Fuerza Popular, a través de una carta enviada al vocero de ese grupo parlamentario Carlos Tubino.

Junto a Castro renunciaron esta noche los congresistas Glider Ushñahua y Yesenia Ponce. Minutos antes, el presidente del Congreso, Daniel Salaverry, oficializó su renuncia a la bancada naranja tras anunciar su salida en la víspera. Rolando Reátegui también anunció hoy en Twitter que presentará su renuncia al grupo fujimorista.  

En sus motivos, el congresista señaló que razones "de divergencia y dispersión de los ideales políticos" que tuvo en un inicio con el grupo fujimorista, hace "insostenible" su permanencia en la bancada naranja. 

Castro afirma que Fuerza Popular optó por una permanente discriminación y desigualdad de trato parlamentario en su contra por las diferencias que mantiene con el grupo fujimorista.   

Indicó, además, que las razones de su disidencia "están basadas en la inacción y omisión de la anunciada reforma del partido y bancada de Fuerza Popular" y porque omitieron citarlo a los reuniones regulares de la bancada y su separación de la Comisión Permanente del Congreso en su calidad de accesitario sin que se le notificara.

 

Testigo protegido

El pasado 6 de noviembre Miguel Castro aseguró ser uno de los testigos protegidos del Ministerio Público en el caso del presunto lavado del dinero en la campaña electoral de Fuerza 2011. El fiscal del equipo especial para el caso Lava Jato, José Domingo Pérez, había señalado ante el juez Richard Concepción Carhuancho que un nuevo colaborador eficaz dio cuenta que el congresista Castro fue un falso aportante de Fuerza 2011, además de captar a otras dos personas.

En una entrevista con el programa Beto a Saber, Miguel Castro afirmó que el testigo citado por el fiscal que lo vincula en el caso de lavado de activos, era el mismo. Sin embargo, dijo que iba a pedir al juez Richard Concepción Carhuancho que retire su testimonio de la investigación contra Keiko Fujimori y otras 10 personas por lavado de activos al considerar que se había vulnerado la reserva de su identidad en la audiencia.

No obstante, el 22 de noviembre Castro amplió su declaración ante la Fiscalía sobre el caso de los presuntos falsos aportantes. La diligencia, se encontraba encabezada por el fiscal de Lavado de Activos José Domingo Pérez. Según fuentes de RPP, en el despacho del congresista también se encuentraban los abogados José Abanto Verastegui, Guilliana Loza Avalos (abogada de Keiko Fujimori), Graciela Arce Rodríguez y Juan Alarcon Caycho.

¿Qué opinas?