El Congreso se pronunció tras la denuncia de Kenji Fujimori.
El Congreso se pronunció tras la denuncia de Kenji Fujimori. | Fuente: RPP

Luego de que el congresista no agrupado Kenji Fujimori denunciara este lunes que su oficina fue lacrada, el Congreso de la República explicó mediante un comunicado que el personal de seguridad procedió de esta forma por motivos de seguridad.

A través de Twitter, explicaron que el pasado sábado por la noche, un auxiliar de seguridad detectó que la puerta de la oficina cedía levemente al contacto con la mano, por lo que asumió que podría tratarse de una puerta mal cerrada y decidió proceder a lacrarla, cumpliendo el protocolo establecido para todos los casos similares que se presentan en el Parlamento.

Luego se indica que el lunes por la mañana se retiró el lacrado en presencia de trabajadores de Fujimori Higuchi. “Delante de él, así como de dos efectivos de la Policia Nacional, se presionó la puerta y esta se abrió. Se constató que no tiene daños, y que la chapa estaba asegurada pero que los pestillos inferiores, superiores e inferiores, no habían sido colocados”, dice el comunicado.

Asimismo, remarcan que en este tipo de casos, el jefe de Seguridad  dispone que un vigilante de  servicio permanezca de guardia hasta que los trabajadores de la oficina ingresen a su turno.

"En el Congreso siento miedo"

Fujimori Higuchi admitió que no confía en los jefes de Seguridad del Parlamento. No es la primera vez que el congresista afirma no sentirse seguro en el Legislativo.

En una entrevista con Radio Santa Rosa, el legislador comentó que no se siente seguro desde que fue grabado por su colega Moisés Mamani. “En el Congreso siento miedo porque no sé si están haciendo seguimiento o si están grabando. Después de lo ocurrido con los Mamani videos puedo esperar de todo”, dijo.

Los congresistas Kenji Fujimori Higuchi, Bienvenido Ramírez y Guillermo Bocángel podrían ser destituidos del Parlamento el próximo miércoles, cuando se debata en el Pleno el desafuero solicitado en su contra por estar involucrados en la presunta compra de votos para evitar la vacancia del expresidente Pedro Pablo Kuczynski en diciembre del año pasado.