Pedro Olaechea, presidente del Congreso. | Fuente: Foto: Congreso

El presidente del Congreso, Pedro Olaechea, vivió un incómodo incidente durante la reciente sesión del Pleno en la que se debatió el informe final de la Comisión de Ética que recomendó suspender 60 días a la congresista Yesenia Ponce, por negar que vivió en el inmueble ubicado en la avenida Del Pinar 520, en la urbanización Chacarilla del Estanque.

El momento ocurrió momentos antes de la votación del informe final cuando se sometió a consulta una cuestión previa para que informe final de la Comisión de Ética que recomendó la sanción contra Ponce retorne a ese grupo de trabajo. El pedido fue rechazado pero el hecho curioso se dio cuando Olaechea leyó los resultados de la votación.

"28 votos a favor, 60 en contra y 10 abstenciones. Queda rechazada la cuestión de confianza", fue lo que dijo el presidente del Congreso. Luego de pocos segundos, y al notar las risas de los congresistas, Olaechea se dio cuenta de su error y lo corrigió: señaló que quiso referirse a la cuestión previa.

"Mil disculpas, me disculpan por el lapsus. Uno se puede equivocar, no hay problema. Lo importante es corregir", dijo entre risas antes de pasar al siguiente tema de la agenda del Pleno Ético del Congreso.

¿Qué opinas?