El presidente del grupo de trabajo, Mario Mantilla, pide que se reactive la Subcomisión como parte de la Comisión Permanente. | Fuente: Subcomisión de Acusaciones Constitucionales

El presidente de la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales, el fujimorista Mario Matilla, pidió a los asesores del grupo de trabajo que evalúen la situación del mismo. Un informe presentado por éstos afirma que se debería de reactivar lo más pronto.

Por ser la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales dependiente de la Comisión Permanente y encargada de realizar el antejuicio político contra altos funcionarios del estado se debería reactivar, sostiene el documento.

Según el informe, la Subcomisión debe de “continuar desarrollando su función de control político en el interregno parlamentario; más aún porque según lo dispuesto en el artículo 99° de la Constitución Política, la prerrogativa funcional del antejuicio, tiene un plazo de hasta cinco años después de que los altos funcionarios, hayan cesado en sus funciones”.

Debido a la caducidad del juicio político, “las denuncias por infracción constitucional no pueden ser tramitadas en otra instancia, en razón de que es competencia exclusiva y excluyente del Congreso de la República, acción que se inicia en esta Subcomisión”.

Además, la asesoría de la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales indica que es prioridad de la Comisión Permanente establecer quiénes serán los mismo del primero. Actualmente, el grupo de trabajo está compuesto por 9 titulares y 9 suplentes. Aún falta un integrante más de la bancada Acción Republicana.

Finalmente, se exige que en el menor plazo posible se reconforme la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales, por lo que piden al presidente de la Comisión Permanente, Pedro Olaechea, que convoque a sesión a fin de que los miembros suplentes del grupo de trabajo estén conformados por titulares. Dichas vacantes deberán ser llenadas por cualquiera de los 28 integrantes de la Permanente.

¿Qué opinas?