El Congreso declaró la vacancia de Edwin Donayre, luego que se le levantara la inmunidad. | Fuente: Congreso Flickr

Hechos extraños se suscitaron en el despacho del desaforado congresista Edwin Donayre. El pasado 30 de abril, dos días antes de que el Pleno del Congreso decidiera levantarle la inmunidad parlamentaria de arresto, personal de su despacho retiró pertenencias suyas de la oficina que se le asignó en el Legislativo, confirmaron fuentes de RPP Noticias.

Fuentes de este medio confirmaron que también desapareció la unidad central de procesamiento (CPU, por sus siglas en inglés) de la computadora del asesor principal del excongresista, Julio Eduardo Ramos Rivera. Hasta el momento, nadie ha asumido la responsabilidad por la pérdida del hardware.

Personal de Control Patrimonial y Tecnologías del Congreso inspeccionó la oficina que ocupaba Donayre y comprobó la desaparición del CPU, cuyo propietario no supo explicar lo que había ocurrido. Todos los trabajadores del despacho serán cesados, pues el exgeneral dejó de ser congresista.

Edwin Donayre se encuentra como no habido pese a que pesa una orden de captura en su contra y que la víspera su abogado había asegurado a la Policía que su defendido se entregaría a la justicia. Por su parte, la Policía Nacional ha intensificado sus acciones de búsqueda sobre todo en las carreteras del país para ubicar y capturar al exlegislador.

Asimismo, mantienen la vigliancia en domicilios de sus familiares para lograr su intervención y posterior reclusión en un penal de la capital a fin de que cumpla la condena impuesta por el delito de peculado en agravio del Estado.

Además de levantarle la inmunidad, el Congreso declaró la vacancia de su cargo. Edwin Donayre debe cumplir una sentencia de cinco años y seis meses de prisión efectiva por el robo de combustible en una dependencia militar en Arequipa, caso conocido como 'Gasolinazo'.

¿Qué opinas?