El congresista Roberto Vieira acudió a la Fiscalía por un peritaje tras denuncia en su contra. | Fuente: Congreso de la República

El congresista no agrupado Roberto Vieira, investigado por presuntamente haber solicitado a su primo un pago de miles de soles para favorecerlo con un trámite, fue acorralado por sus propias palabras cuando acudió a una pericia de la Fiscalía en la que se tomó el registro de su voz a fin de compararla con el audio que acompañó la denuncia de su pariente.

Como se recuerda, luego de la denuncia el parlamentario fue entrevistado en el programa Nada Está Dicho en RPP y evitó responder si era su voz la que se escuchaba en la grabación. En cambio, señaló que el tema quedaría aclarado "cuando termine el peritaje".

Dicho y hecho, la Fiscalía ordenó un peritaje para el pasado viernes 5 de abril, pero por dilatación del congresista este fue reprogramado para el 12 de abril. Como Vieira no se presentó, se reprogramó la diligencia por última vez para el pasado martes 16 de abril.

Luego de dos reprogramaciones, finalmente acudió a la Fiscalía para dar muestras de su voz que debían ser comparadas con el audio que lo incriminaba.

Poca cooperación

Según el acta de la pericia difundido por el domincial Panorama, durante toda la entrevista el legislador por la región Lima contestó con monosílabos, voz baja y pausada, incluso después de que el fiscal le exhortara a leer el Protocolo de Muestra de Voz de manera espontánea.

El informe pericial indica que "el registro lingüístico empleado por el investigado no guarda relación con las características de una conversación fluida y espontánea". "A pesar de ser exhortado por el fiscal -continúa el documento difundido- el investigado refirió que es diferente leer una conversación y un debate, y continuó hablando de manera pausada".

Con este resultado, el pasado viernes la Fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos, decidió solicitar una muestra de voz de fuentes abiertas, es decir, algún registro en el que hable de forma normal para compararlo con el audio incriminatorio, como entrevistas con medios de comunicación o pronunciamientos que Vieira haya hecho.

Investigaciones en su contra

Esta denuncia le ha valido al Vieira que se le inicien procesos de investigación tanto en la Comisión de Ética del Congreso, como en el Ministerio Público, por el presunto delito de tráfico de influencias agravado.

También la bancada de Nuevo Perú presentó una denuncia constitucional contra el congresista por la presunta comisión de los delitos de patrocinio ilegal y tráfico de influencias por el presunto cobro de US$25,000 que habría hecho a un familiar suyo.

¿Qué opinas?