Congreso
La moción fue presentada ante el Pleno del Congreso. | Fuente: Congreso de la República

El presidente del Congreso, Manuel Merino, dio cuenta la noche de este viernes, ante el Parlamento sobre la nueva moción de vacancia contra el presidente de la República, Martín Vizcarra, por permanente incapacidad moral permanente impulsada por Unión por el Perú.

Esta nueva moción fue presentada el último martes tras conseguir 27 firmas de congresistas de esa agrupación, además de miembros de las bancadas de Acción Popular, Frente Amplio y un parlamentario no agrupado.

Durante la Junta de Portavoces del último jueves, las bancadas acordaron que luego de que se diera cuenta de esta nueva moción de vacancia contra el mandatario, el documento pasaría al Pleno para que se evalúe su admisión.

Este debate se realizará la primera semana de noviembre, después de que los parlamentarios cumplan con la semana de representación del Legislativo.

Con esta nueva moción, los legisladores buscan vacar al mandatario por permanente incapacidad moral ante las denuncias en su contra por presuntos actos de corrupción durante su gestión como Gobernador Regional de Moquegua.

Al respecto, el presidente Vizcarra indicó que esta nueva moción de vacancia buscaría generar una “confrontación”, a solo cinco meses de las Elecciones Generales 2021, con el objetivo de que se posterguen los comicios.

Dos días después de que la moción fuera presentada, el diario Perú21 reveló que Antauro Humala, condenado a 25 años de prisión por homicidio calificado y secuestro, coordina desde el penal de Ancón con congresistas de UPP una eventual vacancia al presidente Vizcarra.

Tras esta revelación, el titular del Legislativo, Manuel Merino, descartó “cualquier nivel de coordinación” con el recluido líder etnocacerista y dijo que las presuntas coordinaciones de los legisladores de UPP con Humala son ajenas a la Mesa Directiva.

NUESTROS PODCASTS

'Espacio vital': En este programa, el doctor Elmer Huerta explica un estudio de investigadores británicos, el cual indica que el 10% de los pacientes estudiados presentarían secuelas de la enfermedad a largo plazo.