Cambio de Constitución: ¿Qué es una Asamblea Constituyente y por qué se propone para cambiar la Carta Magna?

Superada la crisis política se ha puesto sobre la mesa la discusión del cambio de Constitución. Una forma de hacerlo es mediante una Asamblea Constituyente. ¿Es esta una opción factible en medio de las promesas electorales? Expertos constitucionalistas echan luces sobre el tema.

Pleno
La Asamblea Constituyente puede ser convocada por el presidente de la República o por el Congreso en votación. | Fuente: Andina

Haber tenido cuatro presidentes en cuatro años refleja la crisis de las instituciones públicas en el Perú. Crisis que sumió a los peruanos en un clima de incertidumbre, en un contexto en el que la economía peruana tuvo su crecimiento más bajo de los últimos diez años (2.16%) en el 2019, según el INEI. Esto, sumado a los acontecimientos recientes, ha despertado un clamor popular: el cambio de la Constitución.

Una de las formas de cambiar la Constitución es a través de una Asamblea Constituyente, que es un mecanismo democrático que tiene como propósito principal la elaboración de un nuevo texto constitucional. Está compuesta por los integrantes de las diversas fuerzas políticas elegidos por el pueblo y puede ser convocada por el presidente de la República con el respaldo del Consejo de Ministros, así como también por el Congreso. Una vez planteado, el nuevo texto constitucional es sometido a referéndum para su aprobación o desaprobación por voto popular.

La Constitución Política del 93, en su artículo 206, contempla dos formas de cambiarla. Si el Congreso de la República lo aprueba con 66 votos y esto es ratificado mediante referéndum. Y la segunda, si el pleno parlamentario consigue en dos legislaturas ordinarias consecutivas una aprobación de, por lo menos, 87 votos a favor.

Sin embargo, el abogado constitucionalista Omar Cairo explica que cuando los sectores políticos perciben que el artículo 206 es un obstáculo para el cambio optan por utilizar otro mecanismo, que suele ser la Asamblea Constituyente. “Pero para eso tiene que haber un consenso de todas las fuerzas políticas representativas del país”, recalca.

El Congreso Constituyente se encargó de la Constitución del 93.
El Congreso Constituyente se encargó de la Constitución del 93. | Fuente: Andina

En total, el Perú ha tenido doce constituciones. Todas han sido producto de Asambleas Constituyentes. En las últimas décadas, son los sectores de izquierda quienes han promovido con mayor énfasis dicha iniciativa democrática. No obstante, la reciente crisis estatal ha hecho que sectores de centro y derecha contemplen la posibilidad.

“Será el pueblo el que decida el momento de plantear una nueva Constitución, quiénes la harán y qué contenidos tendrá”, enfatizó Verónika Mendoza, la precandidata presidencial de Juntos por el Perú, en sus redes sociales.

CAMBIO DE CONSTITUCIÓN EN CAMPAÑA

De los precandidatos a las Elecciones 2021, Ollanta Humala (Partido Nacionalista), Verónika Mendoza (Juntos por el Perú), Marco Arana (Frente Amplio), Andrés Alcántara (Democracia Directa) y Pedro Castillo (Perú Libre) son quienes han incorporado el cambio del texto constitucional entre sus propuestas de campaña. Por su parte, Julio Guzmán (Partido Morado) y Jonhy Lescano (Acción Popular) han expresado su respaldo al inicio de un debate para modificar la Carta Magna.

La iniciativa de cambiar la Constitución en medio de la campaña electoral se proyecta como “populista y engañosa”, explicó el constitucionalista Franco García. Él sostiene que el cambio de Constitución depende del consenso de todas las fuerzas políticas y no solamente de la voluntad del gobierno o candidatos de turno.

“Esta Asamblea Constituyente debe respetar el principio fundamental de la dignidad del hombre, los principios de la soberanía del pueblo, el Estado democrático de Derecho y la forma republicana de Gobierno”, agregó García.

Queda claro que a pesar de las motivaciones de diversos actores políticos se requiere de muchos factores para que una Asamblea Constituyente sea viable. Estas Elecciones 2021 representan una nueva oportunidad para reflexionar sobre nuestro presente político de cara al bicentenario.