Bermúdez
El pleno del congreso le otorgó la confianza al gabinete Bermúdez con 111 votos a favor, 7 en contra y una abstención. | Fuente: Presidencia del Consejo de Ministros

Durante su discurso por el voto de confianza ante el Congreso, la presidenta del Consejo de Ministros, Violeta Bermúdez, dijo que el gobierno del presidente Francisco Sagasti pretende devolverle al país la confianza y la esperanza. Para ello, planteó un conjunto de medidas que necesitarán del respaldo del Parlamento para hacerse realidad. Afirmó que "en una democracia es indispensable un trabajo conjunto del Ejecutivo con la institución que representa a todos los ciudadanos y ciudadanas del país".

"Tenemos el desafío de mostrar a la ciudadanía que podemos trabajar juntos (Congreso y Poder Ejecutivo)  por el bien del país, y de toda la ciudadanía", sostuvo en alusión a las recientes crisis políticas por los desencuentros entre ambos poderes.

Señaló que el Ejecutivo tendrá 5 objetivos:

  1. Elecciones, neutralidad y transferencia ordenada. 
  2. Lucha contra la pandemia.
  3. Reactivación económica.
  4. Educación para todos nuestros estudiantes.
  5. Fortalecimiento institucional y lucha contra la corrupción.

Si bien es cierto el gabinete recibió la confianza del Congreso, para el politólogo de la Universidad Pontificia Católica del Perú, Eduardo Dargent, uno de sus principales desafíos será mantenerse y consolidarse: "Ojalá sea el gabinete que nos acompañe hasta las elecciones y eso es difícil porque por un lado la salida de Martín Vizcarra del gobierno, promovida por el Congreso, ha desatado una serie de  demandas, tensiones que llevan a un malestar ciudadano. Es una situación compleja con la calle, pero además es una relación compleja con el Congreso", dijo el politólogo. 

Dargent señaló, además, que por los reclamos y críticas desde el Congreso al Gobierno, antes y durante la presentación del gabinete ante el Pleno, pareciera que los parlamentarios no han entendido el porqué de las manifestaciones de hace unas semanas. En ese sentido, indicó que la renuncia de Rubén Vargas al cargo de Ministerio del Interior ocurrida en la víspera, no debería ser asumido como un logro político desde el Parlamento.     

"Uno esperaría que el Congreso hubiese aprendido del malestar que ocasionó y el rechazo que generó, pero parece que han entendido que al haber hecho este cambio nuevamente son actores políticos que pueden estar demandando cosas teniendo un rol protagónico", manifestó.

"Otro reto del gabinete será manejar su relación con el Congreso de tal manera que por un lado no confronte innecesariamente, pero también deje en claro que ellos son los guardianes de la paz, son  unos guardianes de la transición y la calma", agregó. 

Gabinete Bermúdez llega al  Congreso de la República.
Gabinete Bermúdez llega al Congreso de la República. | Fuente: Presidencia del Consejo de Ministros

Para el politólogo Arturo Maldonado la actitud confrontacional del Parlamento será una constante que el Ejecutivo deberá tener en cuenta: "El gobierno va tener dos opciones: la primera es tratar de llevar la fiesta en paz y eso implica que el presidente Sagasti y todo el gabinete esté en manos del Congreso o confrontar al estilo Vizcarra. Hay que recordar que el presidente dijo que cuando pasen ciertos hechos él iba a tener una posición firme de mano dura y me imagino que ante algunas actitudes del Congreso va a ser necesario.  Más allá del tema programático será el tema político el gran reto del gobierno y del gabinete Bermúdez"

Respecto a la presentación de Violeta Bermúdez en el Congreso, Maldonado considera que fue una presentación dentro de lo que se esperaba, resaltando los puntos en los que ella tiene experiencia: derechos humanos, violencia contra la mujer pero sobre todo el énfasis en que el objetivo del gobierno es una transición pacífica, elecciones limpias y la continuidad a algunas líneas que ya se habian trazado en el gobierno anterior.

"Es claro que el Ejecutivo, al menos en estos momentos, quiere una actidud de llevar la fiesta en paz con el Congreso y  para Violeta Bermúdez fue ineludible tocar esos puntos en su presentación y que tiene que ver con la coyuntura, con críticas que ciertos congresistas han lanzado primero en contra de los ministros y ya se está esbozando algunas críticas en la gestion que tiene el gobierno de Sagasti", señaló.

"La presidenta del Consejo de Ministros tiene una labor política muy fina que hacer, quiza los ataques en un comienzo desde el Congreso sean hechos de baja intensidad como críticas a ministros, no irán directo por una vacancia pero sí habrá una seguidilla", sostuvo. 

Tras el constante reclamo de la población, la politóloga María Paula Távara señala que le corresponde al Gobierno estar mucho más atentos a sus reclamos que a los del Congreso.

"Es necesario para cualquier gobierno mantener un equilibrio de poderes y para ello necesitas un diálogo constante, más aún entre el Ejecutivo y legislativo, y no puede decidir no dialogar poque construiría relaciones tensas como la relación de Martín Vizcarra y el Congreso que tenemos. Lo que está claro es que la población no se siente representada por este Congreso, corresponde al gobierno de Francisco Sagasti y sus ministros estar más presentes en qué es lo que la población quiere que a lo que el Congreso reclama".

Sin descuidar lo político, otro desafío que tendrá el Ejecutivo es la lucha contra la pandemia del nuevo coronavirus. Para María Paula Távara el desarrollo de otras actividades dependerá de qué tan bien el gobierno consiga controlar un posible rebrote del virus en el país.

"No queda duda que es prioridad el manejo de la pandemia, pero el manejo de esto implica no solamente la parte sanitaria sino que es importante tener en cuenta los efectos que está teniendo en el desarrollo educativo tanto de niños como de jóvenes, los efectos que está teniendo en el sector laboral en la pérdida del empleo, los problemas con el régimen agrario que estallan ahora", comenta Távara. 

"Además, el Ejecutivo tiene el reto de lograr comprender que la transición puede ser ir de un punto a otro sin que nada cambie o puede ser como necesitamos en el país, del contexto actual de crisis a un lugar con mayores herramientas para cuando el 28 de julio asuma un nuevo gobierno"