Pedro Castillo llegó a Piura tras sismo.
El presidente Pedro Castillo llegó Piura para evaluar daños tras sismo. | Fuente: Presidencia

El presidente Pedro Castillo llegó a Piura la tarde de este viernes para evaluar los daños que ocasionó en esa región el sismo de magnitud 6.1 registrado en la provincia de Sullana.

El jefe de Estado sostuvo una reunión con el gobernador regional, el alcalde de Sullana, el jefe del Centro de Operaciones de Emergencia Regional -COER Piura y el representante del Instituto Nacional de Defensa Civil - Indeci Piura.

Pedro Castillo estuvo acompañado del jefe del Gabinete, Guido Bellido, y el ministro de Defensa, Walter Ayala Gonzales.

Tras el evento sísmico, se han reportado daños materiales y personas heridas. Entre ellas, una mujer de entre 25 a 30 años que tuvo que ser rescatada de los escombros de su vivienda.

Hasta el momento no se han registrado víctimas mortales por el movimiento ocurrido al mediodía.

Más de 30 heridos por sismo

Al menos 35 personas resultaron heridas por el fuerte sismo registrado en Sullana, según un reporte de la Dirección Regional de Salud de Piura (Diresa).

El jefe de la Diresa Piura, José Nizama Elías, indicó que esta cifra de heridos corresponde a dicha ciudad, dos de los cuales presentan un estado de gravedad. Añadió que entre ellos hay una gestante, que tuvo que ser operada.

Desde dicha dirección también indicaron que hasta el momento se han reportado 6 heridos en la ciudad de Piura

Fuerte sismo sacudió a Piura

Un fuerte sismo de magnitud 6.1 se sintió la tarde de este viernes o en el distrito de Sullana, provincia de Sullana, en la región Piura.

De acuerdo con información del Instituto Geofísico del Perú (IGP), el movimiento sísmico se produjo a las 12:10 de la tarde.

La entidad precisó, además, que el temblor se localizó a 12 kilómetros al oeste de Sullana y tuvo una profundidad de 36 kilómetros. 

El fuerte temblor provocó desprendimientos en varias viviendas y edificios, entre ellos la fachada de la catedral de la ciudad de Piura. Asimismo, en zonas costeras como Colán, los desprendimientos en cerros generaron nubarrones de tierra.