El presidente Martín Vizcarra anunció este viernes que planteará una cuestión de confianza ante el Congreso de la República. Ello luego del archivamiento de su proyecto de adelanto de elecciones y en medio de una polémica por el proceso de elecciones de los nuevos magistrados del Tribunal Constitucional. 

El jefe de Estado ha dicho que, ante lo que ha denunciado como irregularidades con la que un sector político busca "copar" el Tribunal Constitucional", su propuesta busca "cambiar las reglas" de este proceso de elección. El Congreso tiene previsto designar a los nuevos miembros del TC este lunes 30 de septiembre. Pero, ¿qué es una cuestión de confianza?

Lo que dice la ley 

Este recurso está en el artículo 133 de la Constitución Política del Perú: "El Presidente del Consejo de Ministros puede plantear ante el Congreso una cuestión de confianza a nombre del Consejo. Si la confianza le es rehusada, o si es censurado, o si renuncia o es removido por el Presidente de la República, se produce la crisis total del Gabinete", dice la Constitución.

Según el artículo 134 de la Constitución, si se censura o niega el voto de confianza a dos gabinetes de un mismo Gobierno, el presidente de la República tiene el derecho a disolver el Congreso y solo quedará la Comisión Permanente. La primera vez que el presidente Martín Vizcarra hizo uso de este recurso fue en septiembre del 2018, cuando pidió una cuestión de confianza para la reforma judicial. Lo volvió a hacer en junio de este año para impulsar su proyecto de reforma política.

La legalidad en cuestión

Consultado previamente sobre este tema en el caso de la reforma política, el abogado Aníbal Quiroga a RPP Noticias dijo que se trata de un recurso válido.  “En ninguna parte la Constitución dice que el pedido de confianza sea para una cuestión de Estado o de las políticas. Se entiende que es para un tema de gobernabilidad. Tampoco prohíbe que sea para defender a ministro, tampoco dice que sea para defenderlo. Lo que está dice el gobierno es: 'No se puede trabajar de esta manera, ya me censuraron a uno y otro ministro. No tenemos buena relación. Díganme si quieren trabajar conmigo o me voy a mi casa’”.

En aquel caso, eventualmente el Congreso le otorgó la confianza al gabinete liderado por Salvador del Solar. Hoy el panorama político y el tema por el que se ha elegido presentar la cuestión de confianza son distintos.

En una primera reacción ante el anuncio, el constitucionalista y exsenador (1990-92) Raúl Ferrero Costa se mostró sorprendido por el tema elegido por el presidente para esta nueva cuestión de confianza, pero consideró que si es posible el planteamiento. "Si bien el TC es independiente y absolutamente autónomo, la elección es manejada por el Congreso y por lo tanto, como política de Estado, sí puede un presidente interesarse en que  su elección se lleve con todas las reglas y garantías, con indepedencia", comentó a La Rotativa del Aire.

Del otro lado, el también constitucionalista y exparlamentario (2001-06) Natale Amprimo dijo que este nuevo pedido de cuestión de confianza muestra que Martín Vizcarra "está carente de asesoría jurídica". "En el Congreso hay un proceso en marcha que no se va a parar porque él presente un proyecto de reforma constitucional y pretenda hacer una cuestión de confianza respecto de eso. No cabe una cuestión de confianza sobre reformas constitucionales. Además, este trámite tiene un camino que llegará cuando ya el Tribunal haya sido elegido".

Martín Vizcarra anunció la cuestión de confianza esta tarde. | Fuente: Flickr | Presidencia Perú
¿Qué opinas?