Vizcarra niega reuniones en oficinas de Obrainsa en fecha indicada por aspirante a colaborador eficaz

El mandatario manifestó que no tuvo ninguna reunión con representantes de la empresa Obrainsa en las fechas en las que un aspirante a colaborador sostiene que dicha compañía le pagó S/1 millón para lograr la adjudicación de una obra. Sin embargo, reconoció que sí tuvo reuniones luego de que la obra fue licitada.

Martín Vizcarra
El mandatario rechazó el testimonio del aspirante a colaborador eficaz. | Fuente: Presidencia de la República

El presidente de la República, Martín Vizcarra, negó que haya mantenido reuniones en las oficinas de la empresa Obrainsa en las fechas en las que, según el testimonio de un aspirante a colaborador eficaz, dicha compañía le habría pagado ilícitamente S/1 millón cuando fue gobernador regional de Moquegua para lograr la licitación del proyecto Lomas de Ilo.

En declaraciones al dominical Panorama, el mandatario expresó su rechazo a la declaración del aspirante a colaborador eficaz, quien indicó que los pagos realizados por la empresa se habrían dado en dos reuniones en sus oficinas del distrito de San Isidro en Lima.

Al respecto, Vizcarra indicó que sí estuvo en reuniones, pero cuando el proyecto en cuestión ya había sido adjudicado. Sin embargo, precisó que no tuvo ninguna reunión en las fechas que señala el aspirante a colaborador, entre el 4 o 5 de noviembre de 2013.

“He estado en reuniones de carácter técnico cuando la obra fue adjudicada (…) Yo soy gobernador regional de Moquegua en esa oportunidad podía viajar a Lima como lo hacen los gobernadores, pero en esa oportunidad no tuve ninguna reunión en absoluto”, dijo.

Sobre proceso de licitación

El mandatario también manifestó que el proceso de licitación del proyecto fue realizado por la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (Unops) y que su gestión como gobernador regional solo se encargó de preparar un expediente técnico para el proyecto con montos referenciales.

Agregó que desconocía el monto final que fijó Unops para el proyecto, pues ellos se encargaron de realizar un estudio de mercado posterior a la entrega del informe. 

“Nosotros lo que le damos a Unops es el expediente técnico con los montos referenciales todo. Unops ya una vez que tiene el expediente técnico y tiene el encargo del Gobierno regional, a través del consejo regional para hacer este proceso, ellos hacen su propio estudio de mercado y ellos determinan una obra de esa magnitud, de esa complejidad, cuál es el costo”, sostuvo.

Testimonio de aspirante a colaborador

Según el diario El Comercio, un aspirante a colaborador eficaz el presidente habría recibido un pago ilícito de S/ 1 millón cuando era gobernador regional de Moquegua de parte de la empresa Obrainsa, investigada por el Club de la Construcción, y su socia Astaldi.

El mandatario dijo al dominical que el aspirante a colaborador no tiene ninguna prueba que sostenga su declaración y por eso no habría sido reconocido como tal por el Ministerio Público.

El testimonio sostiene que entre los días 3 y 4 de noviembre de 2013, Elard Tejeda, gerente general de Obrainsa, se comunicó por teléfono con Vizcarra, quien le comentó que estaba en Lima y que tenía conocimiento que su empresa había presentado ofertas al proyecto convocado por Unops y que tenía interés en visitarlo en sus oficinas. 

Respecto de su relación con Tejeda, el presidente indicó que sí lo conocía, pero que no tenía ninguna relación de amistad con él. 

En esta supuesta reunión, el entonces gobernador le habría a Tejeda cuál sería el monto que debían presentar para la ejecución del proyecto como oferta ante la Unops. Por este apoyo, según el aspirante a colaborador, el actual mandatario habría pedido un pago correspondiente al 2% del costo de la obra.

Este pago habría sido entregado entre diciembre de 2013 y abril de 2014, en dos armadas, una vez se logró la adjudicación del proyecto, según la declaración del aspirante a colaborador al fiscal del caso, Germán Juárez.