Alberto Fujimori retornó al penal de Barbadillo.

La lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, expresó su "profundo dolor" por conocer que su padre, el expresidente Alberto Fujimori, retornó al penal de Barbadillo para cumplir el resto de su condena. En su mensaje, la excandidata presidencial, también presa, señaló que "hoy más que nunca sé lo que uno siente minuto a minuto en la cárcel".

"Me duele saber que a pesar de que mi padre es un enfermo con un alto riesgo de muerte por sus problemas al corazón, lo estén enviando a morir, ya que su corazón es una bomba de tiempo que puede estallar en cualquier momento. A quienes tienen hoy su vida en sus manos, solo quiero pedirles un poco de compasión. Él ya estuvo preso más de 12 años", dijo.

El expresidente Alberto Fujimori abandonó esta noche la clínica Centenario luego de recibir el alta médica y, posteriormente, fue internado en el Penal de Barbadillo. El exmandatario fue trasladado en un vehículo del INPE hasta el centro penitenciario ubicado en Ate, donde cumplirá el resto de su condena.

Alberto Fujimori salió de la clínica en una camioneta blanca escoltado por efectivos del INPE. Los simpatizantes fujimoristas protestaron por la medida adoptada y expresaron su apoyo al expresidente, quien estuvo acompañado de su hijo Kenji. Pasada las 10 de la noche, el exmandatario fue internado en el penal de Barbadillo, lugar donde también fue recibido por fujimoristas.  

En la víspera a su traslado al penal, Fujimori señaló a la agencia AFP que el final de su vida "está cerca". El expresidente se resigna de esta manera a volverá a prisión para completar su sentencia de 25 años tras la anulación de su indulto.

"Si en la tranquilidad de estar hospitalizado atravieso por una peligrosa montaña rusa cardiaca, en prisión la situación será mucho más grave e inestable. Es por eso que volverá prisión es una condena de muerte lenta y segura", escribió en respuesta a un cuestionario de la agencia.

¿Qué opinas?