Judiciales
esta pandemia está flexibilizando nuestro reproche a la lucha contra la corrupción y la impunidad.
00:00
José Domingo Pérez Gómez
El fiscal sostuvo que la situación de emergencia sanitaria afecta el desarrollo de las investigaciones del Equipo Especial. | Fuente: Andina

El fiscal José Domingo Pérez Gómez aseguró a noche de este miércoles que el estado de emergencia, que afronta el país por la COVID-19, ha afectado el desarrollo de los casos que está a cargo del Equipo Especial Lava Jato.

En declaraciones a RPP Noticias, Pérez Gómez sostuvo que la situación de emergencia pone en riesgo el trabajo realizado, debido a la excarcelación de varios investigados. En esa línea, pidió al Poder Judicial que también admita que se realicen las audiencias que el grupo de fiscales solicita.

El estado de emergencia ha afectado la lucha contra la corrupción y por eso pedimos que el Poder Judicial asuma un cierto compromiso y además de convocar a estas audiencias en las que se está excarcelando a estos investigados de alto perfil, también pueda llevar a cabo las audiencias que le pide el Equipo Especial”, manifestó.

Precisamente, sobre la situación de los investigados que fueron excarcelados, el fiscal indicó que casi todos han dejado las prisiones preventivas que se les impuso. Sostuvo también que esto no está relacionado al estado actual de hacinamiento en los penales del país, debido a que las poblaciones vulnerables continúan en prisión.

“Prácticamente ya todos han salido. Ciertamente todos han salido y sigue habiendo el problema de hacinamiento en los penales, porque la población vulnerable sigue allí, porque no tienen abogados reconocidos que van a los medios de comunicación y hacen una defensa supuestamente de la población penitenciaria, pero lo que han logrado es que salgan sus clientes”, dijo.

“Quienes están saliendo de los penales no son los procesados por delitos menores, que ciertamente es la población vulnerable, sino que están saliendo investigados por graves casos de corrupción y lavado de activos y se impone un mensaje de que solamente deben permanecer en los penales quienes han cometido delitos violentos o de peligrosidad para la sociedad y con eso se busca que la ciudadanía no se indigne, porque de repente están saliendo estos investigados por corrupción estatal”, sostuvo.