Alberto Fujimori permanece en una clínica local.

El expresidente se pronunció sobre la situación de su hija Keiko Fujimori, quien permanece detenida de manera preliminar en la sede de la Prefectura como parte de la investigación que se le sigue por lavado de activos. A través de un audio, el exmandatario pidió a sus hijos que este "momento oscuro" los ayude "a volver a ser una familia".

Fujimori, quien permanece en una clínica luego de que se anulara su indulto, reconoció que ser testigo de la detención de su hija representa "el dolor más grande en toda mi vida". No obstante, consideró que la lideresa de Fuerza Popular ha colaborado con la justicia y pidió que se respete su presunción de inocencia.

"Pensé que ya no podía sentir más dolor, pero me equivoqué. No había sentido dolor más grande en toda mi vida que ver a mi hija siendo detenida y llevada a prisión (...) Ella siempre ha colaborado con la justicia. No existe ninguna razón para que la alejen de mis nietas de esa manera. Que los responsables continúen con todas sus investigaciones, pero respetando su presunción de inocencia. Solo les pido un debido proceso", señaló.

Detención preliminar

La lideresa de Fuerza Popular fue detenida el pasado miércoles de manera preliminar cuando se encontraba en la sede del Ministerio Público. Esta detención, a pedido del fiscal José Domingo Pérez, también incluye a otras veinte personas, entre ellas los exministros Jaime Yoshiyama y Augusto Bedoya Camare.

La tesis de la Fiscalía señala a Keiko Fujimori como la líder de una presunta organización criminal formada al interior de Fuerza Popular que buscaba obtener poder político y para ello recibió aportes de la constructora brasileña Odebrecht en su campaña presidencial del 2011. El juez Concepción Carhuancho consideró para ordenar la detención que había peligro de fuga y obstaculización de la justicia de parte de los investigados.

0 Comentarios
¿Qué opinas?