La lideresa de Fuerza Popular cumple una prisión preventiva de 18 meses desde noviembre de 2018. | Fuente: Foto: Andina

La lideresa de Fuerza Popular escribir una serie de tuits este domingo pro la tarde. Keiko Fujimori retornó al penal anexo de Mujeres de Chorrillos, tras permanecer seis días internada en la Clínica Centenario debido a problemas cardiacos.

Vuelvo a prisión con la tranquilidad de que puedo salir de ella, con la ilusión de recibir los días de visita y abrazar a Mark y mis hijas”, escribió en el último tuit.

Keiko Fujimori dijo que “más allá de la forma del traslado, el deterioro de (su) salud ha evidenciado que el penal Anexo de Chorrillos no cuenta con un médico permanente ni con acceso a una ambulancia”.

Tratamiento previo

La lideresa de Fuerza Popular, quien es investigada por el Ministerio Público debido a presuntos aportes de Odebrecht para su campaña electoral, ya había recibido atención médica en prisión la semana pasada por problemas similares.

Entonces, su abogada, Giulliana Loza, explicó que Fujimori fue sometida a una “amplia evaluación médica por problemas coronarios y de presión que presentó.

Fujimori fue atendida en el área de cuidados intermedios y tras la primera evaluación que recibió se le diagnosticó dolor torácico, cefalea y se recomendó que siga un monitoreo, estudio y tratamiento permanente de cuadro de hipertensión arterial.

¿Qué opinas?