Pablo Sánchez y Pedor Chávarry | Fuente: RPP

El fiscal supremo Pablo Sánchez consideró que, tras haber sido sindicado en un informe como miembro de la organización “Los Cuellos Blancos del Puerto”, el fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, debería apartarse del cargo "por la salud de nuestra institución" y mientras duren las investigaciones del caso.

En ese sentido, Sánchez afirmó que debería asumir, en línea de antigüedad y por no estar incluida en los audios que ya todos conocen, la fiscal suprema Zoraida Avalos Rivera.

Además, Sánchez afirmó que inicialmente votó para que Chávarry asuma como representante del Ministerio Público, pero que luego de conocerse los hechos que lo comprometen, consideró “necesario decirle que se apartara para que las investigaciones se realicen con normalidad” a cargo de la magistrada Avalos.

Sin hacer alusión directa, señaló que la difusión pública de audios que “muestran conductas indebidas y hasta con características delictivas”, en la que habrían incurrido algunos funcionarios públicos y otras personas, “ha generado una investigación seria y objetiva, pero a la vez, una férrea oposición de los implicados y de fuerzas políticas que ven en la investigación fiscal un peligro y por ello las cuestionan”.

“No se mejora la imagen institucional ni personal cuestionando y atacando la gestión anterior y a quien fuera su titular”, continúa el pronunciamiento que difundió a la prensa.

Asimismo, aclara que él no pertenece a los 'Los Cuellos Blancos del Puerto' y que no filtró los ‘audios de la corrupción’ a IDL-Repoteros, portal que empezó a difundir las grabaciones que revelaron una presunta trama de tráfico de influencias en el sistema de administración de justicia.


0 Comentarios
¿Qué opinas?