Pedro Chávarry se mantiene en el marco en medio de cuestionamientos.
Pedro Chávarry se mantiene en el marco en medio de cuestionamientos. | Fuente: Foto: Andina

"Las personas pasamos y las instituciones quedan". Con esa frase el fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, señaló que tomará "las decisiones que sean acorde" a la defensa de la institucionalidad y la autonomía del Ministerio Púbico. Su pronunciamiento se da en medio de los pedidos para que renuncie al cargo y en la presentación de un proyecto de ley del Poder Ejecutivo para decalrar en emergencia a este organismo.

Momentos antes de este pronunciamiento se conoció que Chávarry se negó a dejar el cargo ante la Junta de Fiscales Supremos. La reunión, que comenzó a las 11 de la mañana de este viernes, tenía como objetivo analizar el proyecto de ley presentado desde el Ejecutivo que plantea declarar en emergencia el Ministerio Público. 

Tomás Gálvez, fiscal supremo y miembro de la Junta de Fiscales Supremos, anunció a RPP Noticias que la votación para que Chávarry deje el cargo fue de 4 a 1, pero que el grupo no cuenta con la facultad para separarlo del cargo. 

"Él ha dicho que va a reflexionar y que en los próximos días estará brindando una respuesta sobre su posición", dijo. Gálvez precisó que durante la reunión los fiscales le pidieron que analice la situación que está viviendo actualmente el Ministerio Público.

"Él señaló que no había cometido nada irregular", en referencia a la remoción de los fiscales José Domingo Pérez y Rafael Vela.

"Ningún fiscal es imprescindible, ni el fiscal de la Nación"

Más temprano, en una entrevista a un medio de Colombia, el fiscal de la Nación señaló la decisión de apartarlo del cargo está en manos de la Junta de Fiscales Supremos o del Congreso de la República que tendrá que evaluar el proyecto de ley presentado por el Poder Ejecutivo para declarar en emergencia a la Fiscalía.

"Ningún fiscal es imprescindible, ni el fiscal de la Nación, entonces aquí vamos a tomar las decisiones más claras", indicó. Sobre las marchas, opinó que "muchos de ellos están siendo utilizados". "Yo no me dejo impresionar por esas situaciones porque la verdad es una sola: la realidad me va a obligar a mí a tomar las decisiones más sanas para mi institución y el Perú", anotó.

En entrevista con BluRadio de Colombia, el fiscal de la Nación se mostró en desacuerdo con el mencionado proyecto presentado por el presidente Martín Vizcarra y lo acusó de tener como único objetivo removerlo del cargo para resguardar los intereses de "grupos" vinculados con actos de corrupción.

"Las personas no somos imprescindibles. Yo únicamente acato la ley, no tengo una fijación en el cargo que tengo. Lo que disponga la Junta de Fiscales o el Congreso deberé asumir. Este proyecto de ley tiene nombre propio que es intervención al Ministerio Público para cautelar intereses de grupos vinculados a la gran mafia de la corrupción. Eso preocupa a muchos políticos y debe ser el factor principal para apartarme", insistió.