El procurador tomó acciones legales contra ambos parlamentarios. | Fuente: Foto: Congreso

El procurador anticorrupción Amado Enco presentó una denuncia penal contra el excongresista Jorge Meléndez por presunto delito de patrocinio ilegal y tráfico de influencias, y contra la también exparlamentaria Janet Sánchez, por supuesta negociación incompatible por la contratación de la madre de su hijo en la Comisión de Ética.

En octubre de este año se conoció que el entonces ministro de Desarrollo e Inclusión Social recomendó, según un reportaje de Panorama, a la madre de su hijo, Erika Fernández Carrasco, de 27 años, para que fuera contratada para el cargo de auxiliar en la Comisión de Ética Parlamentaria durante los meses de junio, julio y agosto del 2018.

Janet Sánchez, extitular del grupo de trabajo congresal, dijo que Meléndez hizo la recomendación. "Hubo una señorita de nombre Fernández, trabajaba en la Comisión de Ética. Sucede que había la necesidad de cubrir una plaza en el despacho de la comisión y la señorita me la propusieron, la entrevisté, cumplía con los requisitos y ocupó ese cargo", explicó.

La exlegisladora aseguró también desconocer el vínculo entre el ministro Jorge Meléndez y Erika Fernández. "Yo desconocía que tenía algún vínculo. Cuando ya culminó el contrato de la señora, me comentaron, precisamente una persona, que esta señora sí tenía un vínculo casi familiar con Meléndez. Yo le pregunté al congresista y me dijo que habían tenido un vínculo familiar. Nunca la habría contratado si hubiera tenido conocimiento desde el principio sobre este caso".

Ante esta denuncia periodística, el entonces ministro de Desarrollo e Inclusión Social manifestó en un pronunciamiento: "Si la señora Fernández tiene la posibilidad de trabajar, debe ser por sus logros, y es un insulto para ella y para las mujeres en general que pretendan dejar entrever que necesitan alguna para ayudar". Sin embargo, días después terminó por renunciar. 

¿Qué opinas?