Fortnite
Fortnite se encuentra fuera de iPhone desde agosto de 2020. | Fuente: Unsplash

Luego de meses de espera, este lunes 3 de mayo inicia uno de los duelos tecnológicos más importantes de los últimos años: Apple vs. Fortnite, de propiedad de Epic Games.

Ante los tribunales, Tim Cook, CEO de Apple, y Tim Sweeney, CEO de Epic Games, darán argumentos de por qué sus posturas son las más adecuadas para iOS, la plataforma que gobierna los celulares iPhone de Apple, y que mantiene a millones de personas en el mundo conectados. La palabra clave para la batalla legal es el monopolio.

¿Por qué Fortnite no se puede jugar en iOS?

Apple mantiene como única forma para descargar apps en iOS la App Store, la tienda oficial de la compañía. Este servicio, como todas, mantiene sus reglas, pero no deja alternativas a las empresas desarrolladoras en este ecosistema: si quieres que tu app llegue a este gran mercado, tienes que aceptarlas sí o sí.

Epic Games, desarrolladora del exitoso videojuego Fortnite, pone en duda una de dichas reglas: la comisión de pagos.

Toda aplicación que genere ingresos a través de la App Store (ya sea porque se venda o porque sea gratis, pero mantenga microtransacciones), deberá pagar una comisión del 30% a Apple, y solo ganará el 70% de la venta. Apple asegura que esta comisión es para brindar mejor servicio a los usuarios, además de asegurarse de que las apps sean seguras para ellas (aunque haya casos de estafas dentro del propio iPhone).

Aunque ya otras empresas como Spotify se quejaron por estas condiciones que, a la larga, benefician a las apps con contratos especiales como Netflix u a los propios servicios de iPhone como su servicio de mensajería o navegador, Fortnite llevó el caso más allá y desafió los límites de la App Store: en agosto de 2020, Fortnite lanzó un descuento especial a los jugadores que compraran monedas del juego en su propio sistema, eludiendo el de la App Store. Fortnite quería demostrar que “sin la comisión abusiva”, los jugadores podrían obtener recompensas a menor precio.

Aquel mismo día, Apple expulsó a Fortnite de la App Store, imposibilitando que pueda ser descargado en iOS, uno de los ecosistemas más grandes de jugadores para el juego. Pero todo estaba premeditado por Epic Games: a las horas, presentó un corto burlándose de Apple con temática del famoso comercial ‘1984’ y demandaría a la compañía por monopolio.

Claro está que ambas empresas mantienen dos posturas claras: una de servicio, pero también otra de lucro.

Apple invierte el dinero en mantener la App Store con aplicaciones seguras, pero también genera gran cantidad de dinero sin “hacer nada” con las microtransacciones. Según una investigación, Apple ha ganado 360 millones de dólares solo con los pagos internos de Fortnite.

Epic Games, por su parte, busca que su caso sea el mismo para otros desarrolladores: generen más ingresos con su trabajo y tengan menos comisiones (así como hace con el pago de su tienda de PC Epic Games Store, donde ofrece 88% para la empresa y solo se queda con el 12% de comisión). De todas formas, a menos comisiones, generará más dinero para sus arcas.

Qué consecuencias puede tener

Durante el camino, varios países han multado a Apple por sus restrictivas fórmulas para la App Store, con demandas principalmente en Europa. 

Si Fortnite gana el juicio, tendrá dos consecuencias claras. La primera, y la más inmediata, es que el juego podrá regresar a la App Store con sus actualizaciones y ganar más dinero con sus millones de jugadores.

Pero la segunda consecuencia será más importante porque demostrará que iOS y la App Store es un monopolio que imposibilita que las empresas desarrolladoras logren mejores condiciones. Si esto se demuestra, las comisiones podrían reducirse e, incluso, se podrían a llegar a constituir nuevas tiendas de aplicaciones alternativas a la App Store, como sucede en Android.

Pero, de ganar Apple, todas estas esperanzas se vendrían abajo. El dictamen generaría un precedente mayor para cualquier otra acusación de monopolio de alguna otra compañía tecnológica contra los de Cupertino, y otra derrota en los tribunales. 

El juicio

En audiencias cara a cara y por Zoom, responsables de ambas empresas darán sus argumentos desde este 3 de mayo y por, al menos, 3 semanas. La pregunta más importante para este caso no será sobre las tiendas de aplicaciones o Fortnite, sino sobre cómo definir un monopolio.

Cada lado tendrá 45 horas para presentar su caso. La jueza de distrito del distrito norte de California, Yvonne González Rogers, supervisará el caso y también presidirá el juicio.

Los personajes clave del juicio serán Tim Cook y Tim Sweeney. Ambos han sido defensores de sus posturas en múltiples oportunidades y tendrán que justificar raudamente sus puntos para que la justicia se incline por alguno de ellos.

Pero también llama la atención los terceros que participarán como testigos. Microsoft, NVIDIA y Tinder harán acto de presencia en el juicio con posturas que, de manera inicial, parecerán apoyar a Epic GamesPhil Spencer y Xbox están siguiendo una línea de apoyo similar al de Epic Games para sus desarrolladores, mientras que Tinder (Match Group) también ha brindado su apoyo uniéndose a una coalición con el videojuego.

El desarrollo del caso podrás obtenerlo en NIUSGEEK.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.