El Airbus A380 comenzará a desaparecer de los aires | Fuente: Airbus

Uno de los gigantes del aire dejará de volar. Los nueve Airbus A380 del Grupo Air France-KLM ya no serán parte de las operaciones habituales del consorcio aéreo para poder reducir costos y mantenerse en actividad en medio de la pandemia de COVID-19 en el mundo. Esta medida, inicialmente tomada a finales de 2022, adelanta la llegada del modelo A350 y del Boeing 787, una flota más moderna y mejor adaptada a las exigencias actuales de ambas aerolíneas.

De acuerdo con AirLive.net, cinco de los A380 de la flota son propiedad de Air France o en arrendamiento financiero, mientras que cuatro están en arrendamiento operativo. El impacto de esta medida está proyectado en 500 millones para la compañía.

El A380 es el avión de pasajeros más grande del mundo, superando al propio 747 de Boeing en tamaño hasta en un 50%, y es capaz de trasladar entre 500 a 550 pasajeros en distancias de hasta 14 800 kilómetros. Al ser un vehículo tan grande, su mantenimiento es demandante y su huella de carbono enorme (75 gramos por pasajero cada kilómetro). Eso, sumado a que resulta difícil operar en todos los aeropuertos del mundo por su gran tamaño (se requiere un aeropuerto categoría 4F con un ancho de pista entre los 65 a 80 metros) eleva el costo operativo de una nave que tiene serias limitaciones en vuelos.

El A380 cuenta con tres niveles de cabina: Turista (en ambos niveles), businesss (segundo nivel) y primera (primer nivel) | Fuente: Airbus

Durante el periodo de cuarentena, la única aerolínea realizando viajes con A380 es China Southern, empresa con cinco unidades de este tipo en su flota. El resto de aviones de esta categoría permanece en tierra, según reportes de Simple Flying.

¿Qué opinas?