Una iniciativa legislativa busca implementar reconocimiento facial para evitar que menores de edad ingresen a sitios web para adultos | Fuente: Don Bayley | Fotógrafo: RapidEye

Durante años, el control de ingreso a sitios web con contenido pornográfico se basaba en un simple sistema de verificación de edad, en donde el usuario señalaba ser mayor de 18 años para ingresar - según me han contado – a una enorme opción de fotos y videos orientados al entretenimiento adulto distribuido – según me cuentan también – en varias categorías. Esta sencilla opción de acceso podría terminar pronto, pues una iniciativa legislativa en Inglaterra considera la posibilidad de usar el reconocimiento facial para verificar si los usuarios tienen la edad necesaria para ingresar.

La iniciativa proviene de Matt Warman - un legislador que vela por temas digitales, culturales, de medios y deportivos en el país - quien ha señalado la necesidad de implementar un sistema más eficiente para controlar el acceso de menores de edad a sitios pornográficos:

“Se puede acceder fácilmente al contenido para adultos en línea y es necesario hacer más para proteger a los niños de cualquier daño. Queremos ofrecer el enfoque más coherente posible. Seré directo: tomará un poco más de tiempo hacerlo a través de este mecanismo, pero avanzaremos lo más rápido que podamos y cumpliremos la agenda”.

La idea, según lo planteado por el representante de la Secretaria de Estado en temas digitales, es usar reconocimiento facial para garantizar que los niños no puedan acceder a este tipo de sitios, y que este tipo de accesos se vincule a contenido que pueda resultar dañino a la larga: “Todos los días, nuestros niños ven material odioso y dañino en línea, material tan repugnante que lleva a algunos jóvenes al suicidio y a otros a la violencia o el asesinato. Estos son los desafíos fronterizos de la regulación de internet. Necesitamos mantener a nuestros hijos seguros. Cualquier gobierno que se enfrente a los gigantes tecnológicos necesitará determinación y atención meticulosa a los detalles. Eso ha faltado por completo hasta ahora. El Gobierno no debe fallar nuevamente”.

Este tema ha generado una amplia discusión en diversos sectores de la sociedad inglesa. Por un lado, hay quienes consideran que este sistema realmente puede ser eficiente para mantener a los niños y adolescentes lejos de contenido que puede resultar ofensivo. Por otro lado, varios grupos advierten que este tipo de prácticas puede dar paso a un espionaje mayor a los ciudadanos, y que podría afectar el derecho a la libre navegación de adultos. El punto medio señalado en el debate es, justamente, el uso de tecnología que no sea invasiva hacia otros detalles que viole la privacidad de los cibernautas.

 

¿Qué opinas?