El gobierno podría crear leyes en específico para la compañía. | Fuente: AFP

El 2019 se vio enmarcado de uno de los conflictos comerciales más importantes de los últimos años. El gobierno de Donald Trump acusó a Huawei de espionaje con sus usuarios estadounidense en beneficio de China, por lo que decidió vetarlo, siendo una de las primeras consecuencias el hecho de que empresas como Google no trabajen en conjunto con la empresa de celulares. Si bien es cierto, para finales de año la relación parecía mejorar, declaraciones oficiales aseguran que no.

El secretario de comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, brindó una entrevista en el Foro Económico Mundial en Suiza en el que aseguraba que impondrán nuevas reglas que pondrán más límites a las compañías norteamericanas que trabajen con la marca china.

“Son trabajos en marcha que saldrán a corto plazo”, afirmó Ross en el reporte recogido por Bloomberg. Para el secretario, el objetivo final del gobierno no es cortar a Huawei de todos los suministros estadounidenses, sino proteger la seguridad nacional.

Por el momento, las compañías estadounidenses pueden exportar productos y componentes a Huawei si el 75% o más de la propiedad intelectual del producto y el trabajo se hace en el extranjero. La opción que se baraja es elevarlo hasta el 90%.

El anuncio de la compañía será realizado “pronto”, pero aún sin fecha exacta. 

Huawei está listo

Ren Zhengfei, CEO de la compañía china, afirmó el pasado miércoles que Huawei está preparado para sobrevivir a más ataques.

“No nos hizo mucho daño. Básicamente resistimos los desafíos y, en caso de que los eventos escalen, el impacto en el negocio de Huawei no sería muy significativo”, dijo Zhengfei.

Pese a este conflicto, Huawei está lista para presentar sus nuevos equipos en el Mobile World Congress y la presentación oficial del P40 en París.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico.

¿Qué opinas?