Xiaomi ha reestructurado su división de microprocesadores | Fuente: RPP

Cada día que hablamos de Xiaomi, hablamos de una marca que va tomando decisiones a la altura de sus grandes competidores en el mercado global de telefonía. Para reafirmar el gran momento que atraviesa, la compañía china ha decidido reestructurar su división de semiconductores “Songguo”, y crear chips apuntando a diferentes mercados. De esta manera, busca hacer frente a las otras empresas que son capaces de crear su propia unidad de proceso: Samsung con Exynos, Huawei con Kirin y Apple con los “A”.

Xiaomi se prepara para competir contra todos en el terreno de los procesadores | Fuente: RPP

Hasta hace poco, Xiaomi solo tenía un modelo con procesador firmado por la misma empresa: el Xiaomi Mi 5C con el SurgeS1. Este procesador octa-core de 28 nanómetros fue creado para funcionar a 2,2Ghz en procesos pesados y 1,4 en tareas simples, y dar cara frente a otros chipsets de gama media, como el Snapdragon 625 o los Helios P10 y P20 de MediaTek. Tras lo aprendido con esta experiencia, la empresa ha anunciado que redoblarán esfuerzos en este rubro y han decidido reestructurar Songguo con una nueva división.

Así nace Nanjing Big Fish Semiconductor, un área que desarrollará procesadores para la nueva etapa de Internet: dispositivos IoT y empujados por Inteligencia Artificial. Actualmente, Xiaomi cuenta con el 25% de acciones de la empresa.

Tras esta inversión, Xiaomi ya tiene dos áreas enfocadas al mercado de procesos: Songguo para teléfonos y Nanjing Big Fish para la vida “Smart”. Es un mercado complejo, en donde las constructoras de smartphones líderes ya tienen amplio campo recorrido, y en el que Qualcomm actúa como ente omnipresente en casi todas las marcas y categorías. No será fácil para Xiaomi este nuevo terreno, pero ya nos han demostrado que son capaces de sorprender al mundo.

¿Qué opinas?