Motorola por fin nos trae el nuevo razr. | Fuente: Motorola

No sabemos si realmente este nuevo teléfono vaya a reforzar el mercado de teléfonos con pantalla flexible, pero sin duda lo va a hacer más interesante. Tras varios rumores acumulados en los últimos meses, Motorola presento “razr”, su nuevo smartphone de pantalla plegable que busca ser parte de la tendencia que el Samsung Galaxy Fold y el Mate X de Huawei – sorry Royole, quedaste fuera – iniciaron en 2019.

A diferencia de los otros, este es un equipo “flip”, un sapito en todo rigor. Tras el desarrollo de 20 prototipos y la interacción temprana con un grupo de consumidores, este nuevo smartphone mantiene una experiencia de uso nueva, pero familar.

De acuerdo con las investigaciones de Motorola, este “razr” reduce considerablemente el tamaño de los teléfonos actuales, y permite un transporte más cómodo en el bolsillo. Con la reducción a la mitad mediante la bisagra, la gente no pierde el tamaño de pantalla amplio de los equipos de hoy.

Sin embargo, y a diferencia de otros dispositivos presentados, este es un smartphone “zero gap”, que alinea el panel de polímero flexible simétricamente y protege el equipo de todo tipo de partículas. A pesar de ese esfuerzo, la protección contra el agua no llega a niveles altos.

Hablamos de una pantalla OLED que Motorola bautiza como “Flex View”, de 6,2 pulgadas y una relación de aspecto 21:9, a la que Motorola se ha propuesto apunta con su reciente línea de smartphones “One”.

Adicional a esta innovación, el equipo lleva otro panel más pequeño hacia afuera, con el que podemos revisar información de manera sencilla. Este “Quick View” de 2,7 pulgadas nos permitirá contestar llamadas, responder mensajes, pagar con un toque – disponible en ciertos países -controlar la música, sacar selfies y, desde ahí, llamar al Asistente de Google. Incluso podremos ajustar las configuraciones del sistema, como el uso del WiFi o el bluetooth.

Para complementar la experiencia de la pantalla, el equipo ha sido trabajado en Gorilla Glass 3D y acero inoxidable en los bordes. Lleva dentro un procesador Qualcomm Snapdragon 710 y viene con 6GB de RAM y 128GB de almacenamiento interno.

Bajo el “Quick View”, Motorola decidió colocar un sensor de huellas en la ligera quijada que deja en el borde inferior, y darle un mecanismo adicional de protección al equipo. Además, el panel interno cuenta con un notch en la parte superior.

Este nuevo smartphone estaría llegando a Latinoamérica en los próximos meses, y los países en recibirlo serían México, Brasil y Argentina. Otros países no han sido confirmados en esta primera etapa.

¿Qué opinas?