¡El caso que asombró a Hollywood! Fox pone fin a millonaria batalla legal con equipo de la serie "Bones"

Fox junto con los productores y protagonistas de "Bones" resolvieron la millonaria disputa sobre los beneficios del drama. Todo comenzó en febrero cuando un arbitraje privado ordenó a Fox pagar US$ 179 millones. 

Fox y los protagonistas de "Bones" llegaron a un acuerdo para resolver su millonaria disputa. | Fuente: Box

Fox y los productores y protagonistas de "Bones" llegaron a un acuerdo para resolver la millonaria disputa sobre los beneficios de la serie policial. Tras años de discrepancias, pactaron concluir su enfrentamiento a cambio de una indemnización para los responsables de la ficción, cuyo importe no se ha dado a conocer.

El caso adquirió una gran notoriedad en Hollywood, en febrero, cuando un arbitraje privado ordenó a Fox pagar US$ 179 millones a los protagonistas y productores por haberles perjudicado en el reparto de beneficios del drama.

El gigante audiovisual rechazó esta decisión y fue a los tribunales, donde un juez de Los Ángeles rebajó la suma que debía abonar Fox hasta los US$ 51 millones. El equipo de "Bones" anunció que recurriría este segundo fallo, una postura ahora descartada tras el acuerdo alcanzado.

El caso se remonta a 2015, cuando las dos estrellas de "Bones", Emily Deschanel y David Boreanaz, demandaron al conglomerado 21st Century Fox, ahora propiedad de Disney, por haber vendido esta serie por debajo del precio de mercado, algo que habría perjudicado a los actores a la hora de participar en los beneficios de la producción.

Un primer arbitraje privado ordenó a Fox pagar US$ 179 millones a los protagonistas y productores, pero fue desestimado. | Fuente: Fox

La clave de la denuncia, según la acusación, residía en la naturaleza de 21st Century Fox, una gran compañía mediática con negocios tanto en la producción de contenidos audiovisuales como en la emisión de los mismos.

Así, los demandantes aseguraron que 20th Century Fox Television, estudio de Fox que produjo "Bones", vendió a muy bajo precio la serie para su emisión en Fox TV, división televisiva del conglomerado, o en Hulu, un servicio de streaming del que Fox era accionista.

A la acusación de Emily Deschanel y David Boreanaz se unieron, posteriormente, el productor ejecutivo de "Bones", Barry Josephson, y la escritora Kathy Reichs, cuyas novelas autobiográficas sirvieron de inspiración para la serie.

Además de otorgar la razón a los demandantes y decretar una indemnización de US$ 179 millones, el arbitraje estimó en su momento que Fox incurrió en malas prácticas empresariales y falso testimonio.

La disputa sobre "Bones" fue seguida con atención por los gigantes de Holywood, un sector en el que abundan las integraciones verticales cuyo funcionamiento y prácticas centraban la discusión legal de este caso. (EFE)

Sepa más:
¿Qué opinas?