La tragedia de Chernobyl ocurrió en 1986, en la ex Unión Soviética.

El fenómeno no es nuevo. Cuando "Lost" emitió su capítulo final el 23 de mayo de 2010, nos embarcamos en una búsqueda desesperada por su "sucesora". Cada nueva serie que estrenaba, sobre todo si su trama insinuaba algún misterio sin resolver, era etiquetada así inmediatamente por los medios y los fanáticos en la web.

Ha pasado el tiempo ─ya no vivimos en el auge de los blogs del cual se alimentó "Lost"─ y vivimos inmersos en la tragicomedia de las redes sociales, lamentable signo y pulso de los tiempos. La posición parece ser masiva: "Chernobyl" es la espectacular serie que llenará el vacío dejado por el malísimo final de "Game of Thrones".

¿Hay punto de comparación o estamos nuevamente completando el círculo vicioso de la "serie sucesora"?

"Aplauso, ovación y aumento de sueldo al jefe de márketing y al CM de HBO que 'convenció' a todo el mundo de que 'Chernobyl' es una imperdible obra maestra". La frase es del crítico argentino Diego Lerer y refleja otro fenómeno de nuestros tiempos: la construcción de la reputación en redes sociales.

Lo hace Netflix. Y lo hace mucho. Lo hace tanto, que me podría arriesgar a decir, sin tener la certeza ─porque Netflix mantiene todos esos datos en reserva, otra estrategia─ que las renovaciones, continuidad y destino de una serie en la plataforma de streaming más popular depende del "ruido" y la "acogida" que tenga en redes.

"La casa de las flores", el culebrón protagonizado por Verónica Castro, la rompió en Twitter con las reacciones por su primera temporada. ¡Bang! Dos temporadas más, de arranque. "Stranger Things", la nostalgia, fenómeno de redes. Ya vamos tres temporadas. Y podríamos seguir. Es una tesis en la que creo.

De la misma manera, ante un decepcionante final de "Game of Thrones", HBO tiene que ver la posibilidad de sacar provecho. "Chernobyl" estrenó el 6 de mayo, dos semanas antes del final de la serie inspirada en el mundo creado por George R.R. Martin. Digamos que se "pasaron la posta". ¿Cuántos realmente vieron "Chernobyl" ANTES de que termine "Game of Thrones"? ¿En qué momento "Chernobyl" alcanzó un puntaje destacado ─ahora mayor que el de "Game of Thrones"─ en la plataforma Internet Movie Database (IMDB)?

Con lo relativas que suelen ser las calificaciones en portales como IMDB, cabe realizarse esas preguntas antes de responder la principal.

¿ES REALMENTE BUENA "CHERNOBYL"?

Antes que nada, hay que establecer algo: no hay punto de comparación entre "Chernobyl" y "Game of Thrones". Por un motivo simple, para empezar. Mientras una busca ser casi un "documental dramatizado", la otra reside en terrenos estrictamente fantasiosos. De "Game of Thrones" hemos hablado y escrito bastante, así que ocupémonos de la nueva joya de la corona de HBO.

"Chernobyl" es una miniserie (desde un principio solo estuvo destinada a tener 5 episodios, nada más) que busca retratar la tragedia más grande de finales del siglo pasado: la explosión de un reactor en la planta nuclear de Chernobyl en la entonces Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y la posterior muerte de miles de personas a causa de la radiación liberada ante la incapacidad de las autoridades del gobierno y el sacrificio de la comunidad científica.

Algunos de los protagonistas de la serie: Ralph Ineson, Mark Bagnall, Stellan Skarsgård, Jared Harris. | Fotógrafo: Liam Daniel/HBO

Jared Harris, Stellan Skarsgård, Emily Watson y Jessie Buckley protagonizan la historia plasmada en el papel por el guionista Craig Mazin, con una calidad muy alta. Algo que no es extraño, sino que es a lo que nos tiene acostumbrados HBO. De hecho es parte de su lema: "No es televisión, es HBO" (he ahí su gran diferencia con Netflix, por ejemplo, una distancia que ellos siempre han querido mantener).

El nivel de detalle en "Chernobyl" es notable. Las primeras alabanzas tienen que ver con la capacidad de una serie, que no es rusa, de alcanzar un cuidado con los detalles altísimo. El periodista Slava Malamud, de origen soviético, lo detalla en un interesante hilo de Twitter sobre su primer episodio: "Todo hasta ahora ha sido increíblemente auténtico. Las típicas babushkas hablando, los utensilios de cocina, los uniformes escolares, los zapatos, el cabello...".

Conforme avanzan los episodios se encuentran una que otra inexactitud, pero es un porcentaje mínimo. En el balance, la representación de la tragedia de Chernobyl es impactante por su nivel de realidad, lo cual causa un impacto brutal en el espectador. Las actuaciones son solventes. Los 'adornos' desde la dirección son los necesarios, no más. ¿Para qué echar más ingredientes a una historia que es desoladora en sí misma?

El logro de "Chernobyl" ─más bien, de su equipo─ es conocer lo que se necesita para contar una historia como la de esta tragedia. Una miniserie (¿para qué estirarla más?), un acucioso trabajo de producción, un buen cásting y listo. Ni más, ni menos. Lo necesario. ¿Es una obra maestra? Es discutible. En televisión, a diferencia del cine, se analizan capítulos, temporadas... ¿Es una gran pieza de televisión que todos debemos ver? Si está dentro de las posibilidades, por supuesto, como toda buena serie.

¿Qué opinas?